Mujeres zapotecas recuperan su vida económica con el apoyo de Save the Children y  Unión Europea

*Recorre emabajador de la Unión Europea  el Istmo de Tehuantepec 

 

#Huilotepec 9 Oct (#istmopress) – “Nos han enseñado a  vivir y recuperar nuestra  vida económica” dice Luvia García Cervantes,  mujer zapoteca  originaria de San Pedro Huilotepec que elabora totopos de maíz y que fue afectada por el terremoto de 8.2 grados, pero que a un año de la tragedia,  su vida ha cambiado, ya tiene un ingreso seguro para sacar adelante a su única hija que estudia la secundaria, y   está agradecida con  la fundación Save the Children y la Unión Europea por la ayuda que recibe  para que su vida se recupere.

 

En la casa de Florencia, otra de las beneficiarias , el embajador de la Unión Europea en México, Klaus Rudischhauser  acompañado de María Josefina Menéndez Carvajal, Directora de Save the Children en México comparten experiencias con Luvia  y un grupo de productoras de totopo, ellas cuentan de sus vivencias,  risas y agradecieron la ayuda que han recibido para impulsar su vida económica familiar.

 

“Ustedes nos han dado las armas, estamos listas para salir victoriosas del combate, gracias, no tenemos como pagarles, estamos muy contentas porque hemos aprendido a organizarnos, a crecer, a ayudarnos, a ver el dinero como un ayuda y no como una ambición, cantamos, gritamos y bailamos”, dijeron.

 

El total de las beneficiarias son 23 mujeres que  fueron elegidas por su condición de damnificadas, madres, jefas de familia y productoras de totopo y crearon un comité para futuras contigencias,  además recibieron orientación sobre financiera económica y recibieron una ayuda mensual de 2 mil 945 pesos,  además insumos como maíz y leña y  un horno de comixcal para recuperar su vida económica.

 

En total son 135 personas las que recibieron apoyo directo de la alianza entre la fundación y la Unión Europea, en el caso de San Pedro Huilotepec fueron mujeres productoras de totopo, además se entregaron 100 hornos totoperos,  1 mes de insumos para la producción del totopo y se impulsaron talleres de construcción para 35 familias en los municipios de  Juchitán e Ixtaltepec además de talleres a niños, adolescentes, creación de espacios provisionales, todo con un financiamiento de 400 mil euros.

 

La vida de ellas ha florecido aseguran,  porque además de la ayuda que reciben, crearon una caja de ahorro donde mensualmente cada vez que se  reúnen a tomar sus talleres de educación financiera y emocional cooperan, la idea es que lo usen para ayudarse las unas y las otras en momentos difíciles.

 

En su pequeña cocina elaborado con techo de carrizo, Luisa Villaseco Osorio espera ansiosa la visita del embajador de la  Unión Europea Klaus Rudischhauser quién admirado por el empoderamiento, la unión y la fuerza que han creado  estas mujeres a partir del  comité reflexiona que está muy contento y alegre de ver a mujeres trabajadoras.

 

“Estoy feliz de verlas fuertes y unidas, me llevó una sonrisa de cada una de ustedes, son mujeres extraordinarias, que bueno que aprovecharon los apoyos y se han unido, me siento muy contento, muy alegre”,  expresó.

 

Luisa  tiene 40 años y cinco hijos, diariamente elabora de 100 a 200 totopos, su horno también colapsó y gracias a la alianza Save the Children y Unión Europea  ha reactivado su vida productiva.

 

Con la ayuda de sus manos elabora las tortillas de maíz, a las que les  llama totopos y las vende en una tienda por mayoreo o en el poblado más cercano, esta feliz y agradecida porque cuenta con su herramienta principal de trabajo, el horno.

 

Aunque carecen de agua potable, porque es escasa, las mujeres están contentas, su vida ha dado un giro total, disfrutan de los bailes que hacen en cada taller, de los dibujos que han pintado, están agradecidas con el trato que han recibido sus hijos en las escuelas y refugios.

 

La directora de Save the Children, María Josefina Menéndez Carvajal expresó que ha sido una experiencia inolvidable. “Oaxaca, es Oaxaca y tiene un profundo sentido, hicimos un trabajo de acompañamiento enorme en la etapa de emergencia y ahora en la reconstrucción, sabemos que hace falta más, porque la ayuda terminará hasta el  mes de diciembre, ya no tenemos más presupuesto”.

 

Agregó que Save the Children ha hecho “acciones que transforman a las personas” y eso es valioso, aunque señaló que la realidad es “que la gente todavía vive desanimada y es mucha la que aún  no ha cambiado su forma de vida, no hay viviendas todavía reconstruidas, hace falta más apoyo para Oaxaca”.

 

Save the Children además de ayudar a las mujeres en la reconstrucción y a las familias con viviendas, ha atendido a cerca de 2 mil 386 niñas, niños y adolescentes para que puedan resurgir a 1 año de la tragedia del terremoto que dejó casi 80 muertos en el Istmo y más de 70 mil viviendas dañadas.

 Diana Manzo / Agencia IstmoPress

Compartir publicaciónEmail this to someoneShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Print this page

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *