Mujeres encabezan la reconstrucción de sus viviendas a través del tequio y la técnica del adobe

#Ixtaltepec 26 Enero (#Istmopress).- En la localidad de Asunción Ixtaltepec un grupo de mujeres encabezan la reconstrucción de sus viviendas a través del Guendaliza’a que en castellano significa “Tequio y solidaridad ” que impulsa el proyecto llamado “Yoo’ Beñé” que significa “Casa de adobe” coordinador por Roldán Figueroa.

Naima Antonio Ortiz de 60 años de edad ha compartido con otras mujeres y hombres su sabiduría artesanal de elaboración de tabiques de adobe, técnica que aprendió hace más de 15 años y que ahora nuevamente resurge en la etapa de reconstrucción de viviendas dañadas por el terremoto de 7 de septiembre.

El acercamiento de Naima con el proyecto “Yoo’ Beñe’” se debe a que las organizaciones Pro-Terra y Funda Sal arribaron a su localidad para brindar asistencia técnica encaminada a la recuperación de sistemas de construcción antiguos a través de la técnica de adobe reforzado.

La técnica de “Adobe reforzado” es un sistema de construcción que tiene norma legal y que la fundación FundaSal que dirige Delmi Nuñez originaria de El Salvador ha implementado en aquel país centroamericano con mucho éxito, pero que ahora a través de la organización Pro-Terra que dirige Ramón Aguirre se implementará en este municipio.

El proyecto comprende 100 viviendas de adobe pero que se realizaran en 10 etapas, y son con base a la técnica del adobe que es una técnica del ladrillo secado con los rayos del sol únicamente, cada casa medirá 60 metros cuadrados, se usarán mil 800 tabiques, un cimiento de piedra reforzado y en el techo tendrá una cubierta de bóvedas (techos de ladrillo sin cimbra), el precio de cada vivienda reduce el costo en un 45 por ciento a las construcciones de concreto.

El papel de Naima como mujer y artesana de tabiques ha sido crucial, porque ha despertado el interés de otras mujeres, quienes en solidaridad y tequio se han sumado a la construcción de viviendas tradicionales.

“Soy damnificada del terremoto como muchas mujeres, soy mujer sola y con mi único esfuerzo he podido sacar adelante a mis hijos, mi casa era de ladrillo que se conoce como tabiques rojos y colapsó, ahora pensamos construirla con tabiques de arcilla bajo una técnica que es ecológica, antisísmica y benévola para nuestra forma de vida”, dijo.

Descalza y con la fuerza de sus manos toma los copos de lodo que los hombres preparan con arcilla y arbusto seco que llaman “sacate” y los acomoda en sus moldes de madera, algunos son cuadrados y otros rectángulos, mientras lo realiza Isabel López Pérez y Carmen Antonio Marín la imitan al igual que otras mujeres y hombres.

¿Qué la llevo a realizar tabiques de arcilla? Preguntamos a Naima, sonriente y firme responde “La necesidad y la pobreza, pero ahora me doy cuenta que aprendí muy bien, porque estoy enseñando a otras mujeres y eso es maravilloso”.

Al terminar su faena como tabiquera de adobes, Naima elabora tortillas de maíz en horno de comixcal que se conocen como “totopos”, para ella no hay descanso, pues vive con dos hijos a quién mantiene.

“Nos invitaron a participar en este proyecto y me gustó, creo que la iniciativa es buena porque las mujeres están involucrándose y eso es lindo, que ellas también se involucren en el proceso de la reconstrucción”, dijo.

La primera vivienda que se construirá será en el domicilio de Francisco de León Cruz en donde las mujeres desde el pasado domingo a este viernes han elaborado unos 80 tabiques de adobe.

A diario llegan entre 20 y 25 vecinos entre hombres y mujeres a dar su tequio que se llaman “Voluntarios en Acción solidaria” quienes realizan los tabiques, algunos acarrean la arcilla y la tierra, otros hacen la mezcal con sácate y otros lo llevan en la carretilla.

“Nos sentimos muy contentos, porque además de ayudar estamos aprendiendo, la señaora Naima es nuestra guía y maestra, estamos recuperando el aspecto social que nos caracteriza como pueblo zapoteca, el guendaliza’a”, dijo Xisel Pérez, voluntario.

El arquitecto y responsable del proyecto por parte de la organización Pro-Terra Ramón Aguirre explicó que estas viviendas que se construirán son cien por ciento seguras y que tienen un sistema de construcción registrado con norma y reglas claras.

Señaló que por cada vivienda se requerirán mil 800 tabiques de arcilla que las mujeres están elaborando con su fuerza y voluntad.

“Nosotros estamos dando el acompañamiento como red, y vemos con alegría que se están recuperando las antiguas formas de construcción, eso nos agrada por que se trata de seguir privilegiando los materiales ecológicos, está técnica es buena, es antisísmica y sobre todo está de cerca con los olores de la tierra, nos sentimos contentos de que en Ixtaltepec lo hayan elegido para la reconstrucción de su hogar”, concluyó.

 

DM5A6784

DM5A6823

 

Compartir publicaciónEmail this to someoneShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Print this page

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *