Mujeres crean cocina comunitaria para menores damnificados por terremoto  

#UniónHidalgo 10 Noviembre(#Istmopress).- 15 mujeres zapotecas desde hace 40 días por sus propios medios y como solidaridad crearon una cocina vecinal comunitaria para menores damnificados por el terremoto del 7 de septiembre  en donde también comparten actividades didácticas recreativas.
A las 5:00 de la tarde comienzan a llegar las niñas y niños, a veces son 40 o 50 menores los que se concentran en la casa de Domitila Ruiz Ramírez ubicada en el barrio de los pescadores, uno de los más pobres y abandonados del municipio de Unión Hidalgo.
En este barrio ubicado en la parte sur de Unión Hidalgo la gente vive al día, la mayor parte de los jefes de familia no tiene un trabajo fijo y las mujeres son amas de casa, por lo que los niños y niñas difícilmente reciben una merienda antes de dormir.
Las 15 mujeres también son damnificadas pero a pesar de que sus viviendas se dañaron han dedicado un espacio de su tiempo para compartir  con los niños de su barrio, porque aseguran la autoridad municipal nunca los volteó a ver y mucho menos a los menores de edad.
Son de varias edad, las haya jóvenes y adultas, todas son madres de familia quienes también vivieron el terremoto y han ocupado este espacio como terapia y manejo de estrés ante el miedo que aún se siente por las constantes replicas sísmicas que suman más de 9 mil en esta zona de Oaxaca.
La idea de esta cocina comunitaria para niños y niñas surgió con Irma Cruz López al día siguiente del sismo del 23 de septiembre cuando las familias decidieron abandonar sus casas y trasladar sus refugios a la calle.
“Veíamos que los niños jugaban y jugaban por las calles y no cenaban, dormían con el estomago vacío, por lo que le platiqué a Domitila la idea de hacer cenas para ellos  y le gustó, y así le fuimos contando al resto de las vecinas hasta que las convencimos a todas y desde ese tiempo no nos hemos detenido, entre juegos y comida los niños pasan un momento agradable”, señaló Irma.
Dos horas antes, a las 3:00 de la tarde,  las  vecinas que la mayoría son amas de casa, se concentran en el hogar de Domitila  para realizar los bocadillos, han hecho desde frijoles charros, garnachas, tostadas, hot cakes e inclusive comida yucateca.
Entre todas ayudan, con los víveres que les han entregado elaboran los alimentos, y en otras veces han cooperado para poder darles a los niños menús más atractivos y que les guste a su paladar, elaboran de 200 a 300 piezas por noche.
“ Hemos tenido apoyo solidario de la gente, no ha sido mucho porque casi no toman en cuenta este barrio, creen que aquí no paso nada, pero está lleno de niños y con lo poco que nos han dado hemos hecho varios alimentos, a veces damos de nuestro dinero para hacer más comida”, recalcó Domitila Ruiz Ramírez.
Antes de servir los alimentos, en las mesas de plástico y de madera que cada una prestó,  colocan juegos didácticos que van desde dómino, rompecabezas, lotería, serpientes y escaleras y plastilinas como forma de entretener a los niños y niñas.
Hay niños de 3 años y hasta de 14 años, y a todos les dan alimentos y también les proporcionan juegos didácticos, después de servir la comida nuevamente se retoma el juego, inclusive en ocasiones concluyen entre  las  10 y 11 de la noche.
Las impulsoras de este proyecto recalcaron que el contacto con los niños y niñas de su barrio ha sido una bondad,  pues en los encuentros platican de sus miedos  y de sus sueños.
Entre los donativos que han recibido están los utensilios de plástico para la comida, desde platos y vasos hasta fruta para elaborar el agua y alimentos para los guisos, sin embargo hace falta más apoyo porque cada vez aumenta la demanda de los damnificados.
“Estamos muy emocionadas por que los niños y niñas han respondido, llegan como 50 diariamente, aquí no hay cansancio, todas le entramos para apoyar, les servimos la comida, jugamos con ellos y nos pasamos un rato muy agradable, realmente estamos emocionadas con lo que hemos podido ayudarlos”, señalaron.
A pesar de no contar con apoyo de instituciones y estar esperanzadas a los donativos, las mujeres aseguran que seguirán impulsando este apoyo de alimentos y entretenimiento para los niños porque la transformación que ha dejado el terremoto no solo es a través de actos como lo que hacen sino emocionalmente.

Diana Manzo/Agencia de Noticias Istmopress

 

IMG-20171106-WA0119

Compartir publicaciónEmail this to someoneShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Print this page

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *