En Matías Romero reviven el Tequio ante la falta de agua

#MatíasRomero 23 may (#Istmopress) .- El intenso calor que superó los 30 grados centígrados  no importó para que los más de 150 usuarios del sistema de agua potable de Matías Romero y de Santa María Petapa  que integran el Comité Proagua Potable revivieran “el tequio” en el Rio Malatengo, en donde con palas y sacos de arena desviaron el caudal del afluente  y  repararon la barda perimetral de una compuerta ante la falta de agua en sus tuberías desde hace más de dos años.

Son 8 mil los usuarios registrados en el padrón del CEA y dos mil más irregulares de colonias como la Oaxaqueña, Robles, Flores, Barrio Viejo, San Bartolo, Lázaro, Vajillo, Juárez ente otros que han sufrido la falta del vital liquido en sus hogares, algunos  han cumplido más de tres, dos y un año respectivamente e inclusive hay familias que aún no estrenan sus tuberías por falta de este servicio básico.

.

El agua que reciben las familias en sus tuberías es extraído del río malatengo en donde se encuentra ubicado “el pozo filtrante del Río Malatengo” colocado por el CEA, una obra que fue construida hace 40 años y que se encuentra muy desgastada por falta de mantenimiento y descuido,  inclusive tiene una fuga de agua.

En este pozo filtrante se ubica un cárcamo o cisterna que alberga 200 mil litros aproximadamente de agua sin embargo la falta de desazolve del río y de mantenimiento de una compuerta de  concreto  por parte del CEA ha hecho que el agua se fugue y este a su nivel del 20 por ciento, lo cual no logra abastecer a todos los usuarios de ambas localidades.

“Al ver que las autoridades del CEA no harían su trabajo tuvimos que organizarnos, primero creamos el Comité Proagua Potable y decidimos en asamblea hace dos años no pagar el servicio de agua por no contar en nuestras casas  con este servicio y segundo impulsamos este tequio que realizamos a partir de hoy y en las próximas semanas continuaremos realizando porque no podemos seguir padeciendo del agua”, precisó  Manuel Robles, presidente del comité proAgua potable de Matías Romero.

De forma voluntaria y sin recibir un sueldo, Manuel ha organizado desde el año 2013 a los usuarios y han buscado la forma de abastecerse de agua por medio de pipas que consigue gratuitamente, sin embargo en la localidad abundan un aproximado de 50 camionetas que venden agua,  los mil 100 litros oscilan en 200 pesos y a 15 pesos el garrafón de agua.

Aurelia Ventura López lleva tres años de que en sus tuberías no cae el agua potable, por lo que quincenalmente compra dos tambos de 200 litros de agua  el cual le dura unos 15 días sin tomar en cuenta que adquiere entre tres y cuatro garrafones quincenalmente.

“Con dos jicarazos de agua me baño la cabeza y una cubeta de tres litros me sirven para mi cuerpo, esta misma agua la utilizamos para el excusado, la ropa la lavamos cada 15 días , mi familia ha hecho consciencia del ahorro, no podemos darnos el lujo de desperdiciar el agua, por eso acudimos al tequio para ayudar y tener agua de tubería en casa”, sostuvo.

Así como Aurelia, también Eusebio Cruz (Colonia Oaxaqueña) y Carlos Sánchez (Colonia Lázaro Cárdenas) han padecido del vital liquido en sus familias, su vida ahora es más cara porque sacrifican lo poco que ganan como albañiles para comprar agua de pozo y garrafones.

El agua ha sido negocio de autoridades pero no cae en los hogares

En el año 2014 con la creación del Comité Proagua potable se acordó en asamblea no pagar el vital liquido y tomar las oficinas del CEA en Matías Romero con la finalidad de que este organismo asumiera su cargo y aplicará los recursos que recibe a nivel federal que suman 480 millones de pesos.

Según datos del Comité ProAgua potable a principio del 2015, el CEA invirtió 6 millones de pesos en donde introdujo mil 100 metros de PVC de 12 pulgadas de los cuales quedaron enterrados 60 metros, el resto se ubica en el domicilio del alcalde romerense  y también se construyó un pozo en la colonia Oaxaqueña.

Aunado a este recurso, en el periodo de gobierno 2010- 2013 que encabezó José Luis Albores de extracción priista recibió 16 millones de pesos del gobierno de Oaxaca que consistió en construir otro sistema de agua potable en el Río Ponedero.

“Se adquirió una galería filtrante,  se instalaron el cárcamo, bomba, el sistema eléctrico, tuberías que abarcaron varios kilómetros y hasta el barrio Juárez de la norte a la calle Porfirio Díaz, sin embargo cuando llegó su sucesor Cuauhtémoc Fuentes Villanueva también recibió 5 millones de pesos, en total han sido 21 millones de pesos para esta obra y hasta la fecha esta inoperante e inconclusa”, expresó Manuel Robles.

Detalló que es incomprensible la falta de atención del actual alcalde quién podría haber puesto en marcha el proyecto del río ponedero beneficiándose cerca de 4 mil familias de los barrios El Bajío, San Bartolo, Nuevo y las Flores, quienes actualmente llevan más de dos años sin el vital liquido.

El CEA se defiende

Ante esta problemática el Comité ProAgua potable denunció al CEA ante la Defensoría de los Derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca (DDHPO)  para que atendiera el tema de la falta del vital liquido aunado a las múltiples enfermedades que ha generado consumir agua sucia y con residuos de heces humanas provenientes de los municipios de El Barrio de la Soledad, Santa María y Santo Domingo Petapa y Matías Romero.

La respuesta que brindó el CEA a través de su coordinador Javier Márquez Aralangue a la DDHPO fue que el abastecimiento del agua era para todos y que en ningún momento hubiera mal servicio y tampoco abastecimiento de agua contaminada.

Por su parte Jesús López,  trabajador del CEA y encargado del pozo filtrante en el turno de la mañana detalló que el agua  que abastece a la comunidad no es de consumo humano, sin embargo resaltó si contiene cloro.

Dijo que la falta de lluvia en la zona y también de la adquisición de una galería filtrante la cual absorbería el agua, lo filtraría y lo introduciría al cárcamo daría mayor limpieza al agua sin embargo hasta la fecha solo funciona uno de cuatro que existen en el afluente.

Señaló que el pozo filtrante del rio Malatengo cuenta con dos  equipos, uno de 200 y el otro de 150 caballos de fuerza  pero que lamentablemente por falta de agua en el afluente no pueden funcionar al mismo tiempo y eso mismo origina la falta de agua en las colonias y barrios.

Reconoció que en la localidad no existe un pozo profundo de donde abastecerse de agua sino todo depende del nivel del río.

“Sí operan los dos equipos se seca el cárcamo y se quema todo, no podemos exponernos aunque eso signifique dañar a la comunidad”, expuso.

La exigencia máxima del Comité Pro-agua potable es que Matías Romero cuente con una planta potabilizadora y así el agua llegue limpia a las tuberías.

Entre las promesas del CEA  al concluir este proceso electoral de Oaxaca están la inversión de 19 millones de pesos que incluye ampliar el cárcamo y cambiar equipos que tienen más de 4 décadas.

Diana Manzo/Corresponsal

 

tequio matías romero

Compartir publicaciónEmail this to someoneShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Print this page

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *