Más de 10 años “bañando a Juárez” en Juchitán

#Juchitán 24 abr (#Istmopress) .- Apenas y los rayos del sol intentan salir cuando Cecilio Aquino Regalado comienza su faena en el parque Benito Juárez en la localidad de Juchitán, lleva más de una década “bañando” a  Benito Juárez y su esposa Margarita Maza de Juárez.

Y es que su forma tan peculiar de cómo lo hace -bañarlo- es lo mas admirable, toma una vara de escoba que no utiliza y le coloca un paño blanco, el cual remoja al agua limpia y clara y lo pasa varias veces sobre el busto de ambos personajes históricos de México.

A sus 70 años y su poca comprensión del castellano debido a que sus raíces son zapotecas de padre y madre,  Cecilio reconoció que cuando le encomendaron esta tarea no conocía nada de la vida y obra del benemérito de las américas, sin embargo aceptó que a doce años de realizar la misma actividad diaria durante los 365 días del año conoce la  aportación en materia de leyes y reformas que aportó el personaje histórico al país.

Fue en la administración del alcalde Alberto Reyna Figueroa que a Cecilio le asignaron esta limpieza y posteriormente lo ha hecho con los presidentes municipales siguientes: Mariano Santana López Santiago, Daniel Gurrión Matías y el actual Saúl Vicente Vásquez.

“Mucha gente a modo de broma me dice “Hay tu bañas a diario a Benito Juárez” y me río, porque así es, a diario le damos su baño para que no tenga manchas del excremento de los zanates que abundan por los enormes arboles que adornan este parque central que lleva su nombre”.

Cecilio es originario de la séptima sección y es el único de los seis trabajadores del área de limpia del ayuntamiento de Juchitán quién se encarga de esta área, a lo que asegura es un honor.

“Diario vengo a las 6:00 de la  mañana  y comienzo a limpiar con un trapo seco a Juárez y su esposa, después  con un trapo mojado, eso es de todos los días, mucha gente que pasa se ríe de esta acción porque jamás se imaginan que las estatuas y bustos reciben un baño diario”, expresó.

Cecilio al medio día abandona el centro de los juchitecos, sus herramientas de trabajo son sus fieles compañeros: las Escobas, cubetas, trapos y varas de madera y expresó que lo seguirá haciendo mientras el creador le preste vida.

 

Compartir publicaciónEmail this to someoneShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Print this page

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *