Jóvenes zapotecas promueven la tradición de “La rama” a pesar de la pandemia

*Dos jóvenes salen a la calle y llevan cantos navideños a los hogares como forma de revivir una tradición ya perdida

 

#UniónHidalgo 21 Dic (#Istmopress) – Una rama verde cubre una caja de cartón, adentro hay una vela y también una imagen religiosa, “es la rama”, una tradición decembrina que anuncia la llegada de la navidad y que está en decadencia, pero que dos jóvenes “Sergio Armando Valdivieso Matus y Aldo Gabriel Vásquez Betanzos” a pesar de la pandemia del Covid-19, decidieron rescatarla  y recorren las calles y avenidas de Unión Hidalgo Oaxaca.

 

De casa en casa y de barrio en barrio y con las medidas sanitarias – cubrebocas y sana distancia-, Sergio Armando y Aldo Gabriel caminan con su rama, comenzaron el pasado domingo y concluirán el 24 de diciembre, en la nochebuena.

 

Cuando llegan a una vivienda tocan la puerta y con sus voces interpretan coplas y rimas, también se apoyan de una flauta para darle mejor entonación.

 La rama1

Anunciar que la navidad llegará próximamente les emociona porque este año con la pandemia, muchas familias quedarán incompletas y no podrán reunirse, lo cual es una forma de recordar el espíritu navideño.

 

“Arriba del cielo cayó una cruz, el día 24 nació el niño Jesús”, este es un ejemplo de rima que entona la rama cada que llega a una casa a la que también se le han anexado rimas del contexto social y comunitario.

 

Según datos históricos proporcionados por José Arenas, promotor cultural de la localidad, esta celebración llegó a Unión Hidalgo en 1940 por parte de los hermanos Marín Lara, quienes trajeron esta festividad del Puerto de Salina Cruz y comenzaron a salir a las calles con el comienzo de la posada navideña.

 

Sergio Armando de 14 años de edad contó que fue su mamá, una profesora llamada Rubilina Matus quién le compartió la historia de la rama y junto con el Aldo Gabriel se organizaron y durante dos horas y media van a las colonias y barrios llevando esta tradición.

 

“Cuando la gente nos ve, se ríe, se alegra, vemos en su rostro una sonrisa y eso nos motiva, vemos a los niños que ya no saben que es la rama y nos detenemos a explicarles, ojalá más niños y jóvenes lo retomaran, esta tradición es bonita y une a las amistades”.

 

Una vez que terminen las rimas y las coplas, se les da una cooperación voluntaria, y con ese dinero compran las velas y también sus aguas y dulces.

 

“Nosotros salimos con la rama no por dinero, sino para que una tradición tan linda y espiritual no muera, invitamos a otros jóvenes y niños a que lo hagan, a que salgan con sus ramas, no requiere mucho tiempo ni dinero, solo ganas”.

 

Sergio Armando y Aldo Gabriel toman sus precauciones, portan su mascarilla, cuidan su distancia, se untan en las manos su gel antibacterial.

 La rama2

“La pandemia nos está enseñando a adaptarnos, a no verla como nuestra enemiga, por eso también salimos, pero con los cuidados extremos, después el 24 viene el baile tradicional del viejo, también vamos a salir a la calle y danzaremos para que nuestras tradiciones sigan conservando y lo mejor conociéndose”, concluyeron.

 

 

*En el año 2000 crean un concurso de Rama.

José Arenas López, fundador del Colectivo Binni Stinu junto con sus integrantes impulsaron por nueve años consecutivos el concurso de rama, posteriormente por cuestiones laborales lo suspendieron, se realizaba cada 23 de diciembre y concentraba un gran número de asistentes en el centro de la comunidad.

Los integrantes de su organización fueron los únicos en toda la comunidad que realizaron un evento denominado “La rama” donde invitaban a niños y jóvenes para que mostraran su rama y cantaran rimas celebrando la llegada del niño Jesús.

Hasta el año pasado, en el Istmo de Tehuantepec algunas autoridades locales del área de cultura realizaron concursos de rama, para este año por la contingencia sanitaria se suspendieron.

 

Diana Manzo / Agencia de Noticias IstmoPress

 

Compartir publicaciónEmail this to someoneShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Print this page

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *