Istmeño vuelve a México  después de 21 días varado por  contingencia en Bolivia

#Ixtaltepec 27 Abr (#Istmopress) – Un vuelo humanitario de Bolivia a México y que tuvo una sola escala en Lima Perú,  trajo a Nicolás Guzmán  Ordaz  de regreso a su hogar en Ixtaltepec Oaxaca, durante 21 días vivió en un cuarto de hotel de aquel país sudamericano por la contingencia que existe por COVID-19.

 

Viajó con 161mexicanos, 84 que estaban en Bolivia y 77 en Perú quienes  también anhelaban pisar el territorio nacional después de una serie de exigencias y peticiones que le hicieron a las autoridades de la Secretaria de Relaciones Exteriores (Sre) .

 

Nicolás labora desde hace varios años en Bolivia, un mes radica en ese país y el otro vuelve a  México  para estar con su familia, sin embargo la contingencia le tomó por sorpresa al termino de su jornada mensual y no tuvo otra opción que resguardarse en un hotel durante 21 días.

 

A su llegada al aeropuerto internacional de la Ciudad de México, buscaba tomar un vuelo directo al aeropuerto mas cercano, el de Ciudad Ixtepec, pero se canceló, entonces tomó un autobús de primera clase y llegó a la ciudad de Oaxaca, posteriormente otra unidad de transporte publico lo trajo hasta su natal, Ixtaltepec Oaxaca.

 

Vivir 51 días fuera de su hogar ha sido una vivencia inolvidable para Nicolás en medio de una pandemia, por ejemplo  recuerda  que durante tres semanas únicamente  en tres ocasiones pudo  sentir el calor de los rayos del sol, porque solo se le permitía abandonar el hotel un día para realizar compra de víveres y artículos personales, el resto se la pasaba encerrado en un cuarto de tres metros cuadrados.

 

 “Cuando uno vive confinado en un espacio pequeño y sin poder mirar a nadie, la fe es la que aumenta mucho, y así le hice, pude aguantar estos 21 días encerrado pero realmente es algo muy fuerte que he vivido, no sé si pudiera haber soportado más días aislado, pero por fortuna ya estoy en casa, disfrutando por ahora de lejos a mi familia, que al igual que yo, ya extrañaba”.

 

Entre las cosas que recuerda que vivió era el no poder pasear, salir, comer a gusto, dormir. Sus días eran platicar con sus hijos y esposa a través de video llamadas y otro tanto de tiempo lo usaba en exigir su repatriación que asegura fueron días de mucho desgaste emocional y físico.

 

Por decisión propia estará  aislado 14 días, sin embargo eso se supera asegura, porque se conforma con ver y oír a lo lejos las risas de sus hijos. Sabe que está cercano a ellos pero por ahora no los puede abrazar.

 

“Mi vida laboral es viajar y seguramente me tocará otra experiencia, por ahora serán días de reflexión, y a esperar que esto de la pandemia pase para volver a trabajar, agradezco a todos los que nos  ayudaron a volver a México”, finalizó.

 

Hasta ayer sábado, según datos de la Sre, en esta pandemia se han repatriado 10 mil 388 mexicanos. 979 personas más continúan en lugares sin disponibilidad de vuelos que equivale al 7.5 de las registradas.

Diana Manzo / Agencia de Noticias IstmoPress

Compartir publicaciónEmail this to someoneShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Print this page

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *