Inevitable demolición del 98 batallón en Ixtepec

#Ixtepec 19 febrero (#istmopress).- La mañana de este 19 de febrero, Día del Ejército Mexicano, inició la demolición de las instalaciones del 98 batallón de Infantería, uno de los más representativos de Ciudad Ixtepec, ubicado en la calzada Joaquín Amaro de este municipio del Istmo de Tehuantepec.

El edificio militar que data de a mediados del siglo pasado, no resistió los eventos sísmicos ocurridos en el mes de septiembre de 2017 y las sucesivas réplicas, por lo que para salvaguardar la integridad física del personal y de los transeúntes, se decretó su demolición.

3

4

1

105 años del Ejército Mexicano 

La historia del Ejército Mexicano en Ciudad Ixtepec inició hace más de hace un siglo, con la instalación de la zona militar número 9, el primer semestre de 1911; por considerarse “un lugar estratégico, puerto de confluencia ferrocarrilera entre las vías del Nacional de Tehuantepec y del Panamericano, se estableció aquí para mantener libre la ruta interoceánica contra cualquier ataque de rebeldía”, relata el investigador Gaspar Gómez Russell.

Desde entonces se han establecido cuatro zonas militares: La 9 al inicio del siglo, la 27 en los años treinta, la 29 hasta septiembre de 1969; y a partir del 1 de febrero del 2009 llegó la 46 Zona Militar, que se ubicó en la esquina de la calzada Joaquín Amaro con García Vigil. También fue sede de dos Regiones Militares: la 4a y la 8a Región.

La huella del Ejército es su estancia de más de un siglo es notable, entre las construcciones destacan el Cuartel Venustiano Carranza, Hospital Militar Regional, Escuela Revolución, Parque Venustiano Carranza, Dos Bases Aéreas, casas tipo Chalet en la colonia Moderna, un Casino Militar, calles, puentes, cuatro zonas residenciales, edificios para oficinas, tienda Sedena, una Enfermería Militar, invernadero, campos de tiro y el cuartel del 13º Regimiento de Caballería Motorizado.

La pavimentación de la calle 16 de Septiembre, fue iniciativa del General Antonio Gómez Velasco (1942-43), una de las primeras calles pavimentadas en todo el Istmo, de acuerdo al Álbum Conmemorativo Orientación publicado en 1985.

De generales a presidentes de México

También en la memoria se guarda la estancia de 3 militares que después serían Presidentes de México: Abelardo L. Rodríguez, Lázaro Cárdenas del Río y Manuel Ávila Camacho; al parecer vivieron en la casa que fue el Casino Militar (actualmente desaparecido), comenta Gómez Russell.

Manuel Ávila Camacho, fue Jefe del Estado Mayor, de 1921 a 1922, siendo Comandante de la Jefatura Militar Lázaro Cárdenas del Río, quien regresaría después como candidato a la presidencia de la república para colocar el 14 de febrero de 1934 la primera piedra de la antigua Escuela Revolución, en la cual se leía una placa de mármol con la leyenda: “construido para los hijos del ejército por el General Rodolfo Sánchez Taboada, siendo Presidente de la República, el General Lázaro Cárdenas. 3 de noviembre de 1934”.

El General Joaquín Amaro siendo Comandante de la Jefatura Militar de Ciudad Ixtepec, en la época de la segunda guerra mundial, expuso un importante estudio de contenido estratégico, contribuyendo a la defensa nacional contra las acciones violentas de los países del eje, de ahí y por su personalidad extrovertida la calzada principal de Ixtepec, lleva su nombre.

Contrastes

También hay historias que quisieran olvidarse, como la ocurrida el 17 de marzo de 1929, cuando el General Alejandro Mange, Comandante de la Jefatura Militar de San Jerónimo, ordena la captura del rebelde Nicanor Díaz, en Chihuitán; pero el coronel encomendado fue “venadeado” y su muerte causó la ira del General Mange, fusilando a más de una treintena de personas inocentes, entre los que se encontraban niños; esto causó cierto distanciamiento entre la población y el Ejército en esos años aseguran, lo cual explica que no hayan aún generales ixepecanos.

En cambio hay historias de añoranza, como la despedida del 22o Batallón de Infantería, la noche del 16 de diciembre de 1995, cuando autoridades municipales, familiares, y pueblo en general despidieron al batallón que estuvo 16 años en Ciudad Ixtepec, y en su lugar se estableció el 13º Regimiento de Caballería Motorizado.

En general, afirma el investigador, las historias del Ejército y de Ciudad Ixtepec se entrelazaron en un largo encuentro de más de 100 años, un encuentro que fortaleció la identidad de esta ciudad cosmopolita de comerciantes de todo el mundo y de indígenas zapotecas.

Martín Vargas / Agencia de Noticias Istmopress Oaxaca

Compartir publicaciónEmail this to someoneShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Print this page

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *