Huertos escolares en el istmo, educar para la Soberanía Alimentaria

#Ixtepec 30 julio (#istmopress).- Con la intención de promover la Soberanía Alimentaria, el pensamiento crítico, la creatividad, la salud y la buena alimentación, además de la (re)conexión con la naturaleza, en la escuela Fray Mauricio López, las y los alumnos cultivan la tierra.

Jaime Guzmán Enríquez, director de este centro educativo, señaló que en la búsqueda de actividades que contribuyan a la formación integral del las y los alumnos, se realizan huertos escolares, con la asesoría de campesinos, como Juan Rodríguez Cabrera, comunero de Ciudad Ixtepec.

El director explicó que aprovechando la humedad de la tierra, por la cercanía de la escuela con el río de las Nutrias, los docentes adoptaron esta actividad, en la que los niños han cultivado y cosechado rábano, cilantro, jamaica, maíz, entre otros alimentos.

istmopress

Para llevar a cabo esta actividad, a cada grupo se le asignan “parcelas” de 3 metros cuadrados, donde las y los alumnos en común acuerdo siembran, riegan, abonan y cultivan la tierra. Como parte de este proceso, con el apoyo del comunero Juan Rodríguez Cabrera, se formó una composta, de manera que los alimentos sean orgánicos.

De acuerdo Jesús Hernández, director del Bachillerato de Asunción Ixtaltepec (BAI) –donde se impulsa esta actividad desde hace años–, se trata de abrir un espacio para el aprendizaje vivencial, los huertos escolares pueden impulsar en los niños y jóvenes el desarrollo de conocimientos, habilidades, valores y competencias necesarios para enfrentarse con las complejidades de vivir en un mundo globalizado.

“Los huertos escolares pueden ayudar a revertir la espiral de degradación cultural y ecológica al abrir a los productores locales, sus prácticas y conocimientos, un espacio al interior de la educación formal. Reconocer y explorar la complejidad de la agricultura y la cocina locales promueve relaciones más cercanas entre la escuela y su entorno. Así la escuela se vuelve más sensible a las necesidades locales y, a la vez, el huerto puede servir como incubadora para la innovación agroecológica”.

Recolección de plasticos

La escuela Fray Mauricio, también forma parte del programa Ecoce, el cual paga a la institución educativa por el plástico recolectado.

El director Jaime Guzmán, informó que cada 10 meses, los camiones de Ecose llegan a la escuela para llevarse el plástico acopiado por alumnos, docentes y padres de familia, no sólo en la escuela, sino en sus hogares y en las calles.

En promedio recolectan unas 2 toneladas de plástico PET, PAT y aluminio, Ecose paga 3 pesos por cada kilogramo, de manera que las ganancias son utilizadas para superar necesidades en la escuela, como la compra de un clima para aula de medios audiovisuales, un proyector y una impresora.

Se destaca que todas estas actividades son documentadas en un pequeño periódico, el boletín escolar de la Fray Mauricio López,  que se elabora cada bimestre en esta institución.

 

istmopress2

Compartir publicaciónEmail this to someoneShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Print this page

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *