“Guyu ti dxi”, se expone en Galería Gubidxa.

#UniónHidalgo 23 Dic (#Istmopress) – “Guyu ti dxi”, es una Instalación artística por Daniela Joselinne Martínez Jarquín, actual estudiante de la UABJO, hace aproximadamente un año impartió una serie de talleres sobre fanzine en este mismo espacio, dirigido a niños y jóvenes, es como se acercó a la comunidad y a la propia Galería Gubidxa, cuyo patio contiene una ceiba joven.

 

Por medio de este árbol, Joselinne, se motivó y se inspiró a crear una narrativa, que después le sirvió para ilustrarla, para ello realizó una serie de acuarelas,  y algunas ilustraciones al óleo, también pendones con incrustaciones de ilustraciones referentes al pochote, pabellón que muestra aparte de fino cuidado y detalle las partes de la ceiba, permite apreciar el valor de este árbol.  

 

Defino el trabajo que presenta Daniela, de esta manera, considero hay un cruce fino entre la palabra y la imagen, otros dirán que una se soporta sobre la otra o a la inversa, lo cierto es que  imagen y palabras nacieron juntas, lo vemos en el monumental y colosal rupestre de nuestros ancestros.

Galería2

Si la palabra nos hace rehacer las imágenes, también nos desenvuelve, y nos pliegan, nos hacen grandes guiños e infinitas provocaciones, pero tal vez, nos describen como la palabra lo haría, letra y dibujo partículas de un mismo ser; buscan encuentro, buscan un sosiego y hacen que de grafito y luz nazcan imágenes nuevas.

Estas creaciones que se acurrucan en la imaginación de la artista, dan a sus obras, oscuridad y brillo a la vez, ahí cruce inagotable,  que  apenas si roza periferias, apenas si podemos definir su caudal de lo mucho que imagina de sí misma.

Daniela trabaja desde lo prexistente, en su imaginación, en toda la obra presentada hay una necesidad de contar, bajo la intriga de la imagen, que se vuelva voz, que adquiere una narrativa que se goza en la creación de personajes a la medida, personajes que pueblan las historias de todos los días, animas que desquician real e intuitivos donde escalas de oscuridad o sugerente haz de luz las nombra. 

Es así, como todo lo andado entre la vida y la letra, entre la cotidianidad y lo ufano, cobra nuevas líneas, como si las esculpirán desde lo más hondo de las voces que lanzan: alarma, enseguida equilibrio, paciencia y alegría siempre renovada.

Comparto un breve fragmento del relato que Daniela Joselinne, produjo para después convertirlas en imágenes. 

Galería1

Hace mucho tiempo cuando el mundo se creó existió una civilización a la que llamaban gente de la nube, ellos descendían de un árbol llamado Apoala, al provenir de un árbol los pobladores amaban y respetaban a la naturaleza constantemente le cantaban, bailaban y siempre obedecían las tradiciones que los ancianos contaban, por miedo a desatar la furia de los dioses.

Sus creencias se mantuvieron firmes con el pasar del tiempo, hasta que un terrible día llegaron invasores.

Aquellos hombres tenían un aspecto duro, eran grandes, fuertes y tenían como objetivo poseer sus amadas tierras para gobernarlas.

¡Como era de esperar, la gente de la nube se opuso ante aquella amenaza!

Sus espíritus se llenaron de valor y estalló la guerra. Los invasores contaban con un gran ejército y armas letales, los nativos estaban en desventaja, pero la batalla fue memorable prolongándose por días, ambos bandos dando lo mejor de ellos, lamentablemente la guerra es cruel y donde hay guerra hay muerte.

La instalación artística permanecerá parte de este fin de año y el próximo mes del año entrante, por lo que esperamos puedan visitarla, de preferencia por las tardes. Serán bienvenidos. 

 

Víctor Fuentes / Agencia de Noticias IstmoPress

Compartir publicaciónEmail this to someoneShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Print this page

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *