Gasolina derramada por toma clandestina contaminó arroyos y ríos

#Juchitán 29 jul (#Istmopress) .- Peces muertos, algunas aves y culebras de río aparecieron muertas en el arroyo y río de la comunidad de Paso Guayabo que pertenece a la localidad de Matías Romero, derivado de una contaminación que ocasionó la gasolina derramada de una toma clandestina ocurrida el martes pasado.

La contaminación se observa en el agua de los afluentes naturales, el combustible parece un arcoíris grasoso, el cual no podrá ser utilizado por los campesinos y ganaderos de la zona, quienes a diario utilizaban estos espacios para que dar agua a sus ganados y regar sus parcelas.

En Paso Guayabo habitan unos 137 habitantes, en donde la mayoría se dedica a la ganadería y al campo, y quienes exigen a las autoridades de Petróleos Mexicanos (Pemex) sanear estos afluentes y al mismo tiempo indemnizarlos, por que dicen que ahora tendrán que llevar a su ganado a otro espacio el cual rentaran para que no sufran de la escases del vital liquido.

El pasado martes- 26 de julio- derivado de esta toma clandestina, los pobladores de Paso Guayabo tuvieron que ser evacuados, algunos fueron al albergue que habilitó la autoridad municipal de Matias Romero en su auditorio y otros más acudieron con sus familiares, seis horas después retornaron y solo tres mujeres fueron internadas en el Hospital del IMSS porque presentaban síntomas de hidrocarburismo en donde después de dos horas fueron dadas de alta.

Don Jacinto, campesino de Paso Guayabo nomás fijó su mirada en el arroyo, molesto dijo que ahora no podrá utilizar este espacio para dotar de agua a su parcela, y recalcó que lo más triste es que Pemex se lavará las manos como siempre.

“No ha sido la primera vez que ha ocurrido esta contaminación de nuestros afluentes derivado de las tomas clandestinas, pero Pemex tampoco tiene una reacción rápida, hace dos días ocurrido la fuga y no realizó las tareas de saneamiento, por eso una lluvia fuerte que cayó en la zona fue pretexto para que el combustible escurriera en el arroyo”, explicó.

Por su parte Tore Knape Macías, delegado de protección civil en el Istmo señaló que derivado de una inspección ocular del coordinador municipal de protección civil de Matías Romero se supo de esta contaminación.

Dijo que personal de Pemex llegó de inmediato, sin embargo en las maniobras de recuperación de combustible actúa muy lento debido que no cuentan con cordones oleofilicos que sirven para absorber el producto.

“Es una lastima que la empresa mexicana sepa que esta zona norte abundan las tomas clandestinas y no tenga a disposición inmediata con los cordones que absorben el combustible, lo tienen que pedir y tarda entre cinco y seis horas, mientras tanto la contaminación ya avanzó a otros sitios”, expresó.

Los campesinos y habitantes de Paso Guayabo manifestaron su preocupación por los dos afluentes contaminados debido a que la tardía respuesta de Pemex podría significar que el río Guivicia que se ubica en la localidad de Santa María Petapa también se contaminé.

“En lo que va del año hemos tenidos dos derrames masivos que ocasionaron cierre de vialidad de la carretera transismica, el año pasado fueron tres, cada vez hay un gran descontrol de la situación, pero lo más preocupante es la falta de atención y de equipo de Pemex para atender los derrames, todo lo hacen sin tomar precauciones”, explicaron.

Diana Manzo – E. Santiago / Corresponsales

Compartir publicaciónEmail this to someoneShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Print this page

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *