Froy y sus amigas muxes alimentan a damnificados en Chicapa de Castro  

#Chicapa 17 octubre (#Istmopress).– No son pequeñas cazuelas y tampoco medianas ollas, sino grandes pailas de aluminio en donde Froylan Blas Gómez conocido como “Froy” y sus amigas muxes (integrantes de la diversidad sexual) han cocinado guisos tradicionales y los han obsequiado a su gente , a los damnificados del terremoto de 7 de septiembre que se quedaron sin hogar en Chicapa de Castro, agencia municipal de Juchitán.

 

Esta comunidad zapoteca es una de las seis agencias municipales de Juchitán y una de las más afectadas y olvidadas por su autoridad municipal que dirige Gloria Sánchez López, quién a 40 días del terremoto no los ha visitado; el gobierno de Oaxaca y federal a través de Liconsa  habilitó un albergue en las instalaciones de una escuela secundaria que se ubica a la entrada principal.

 

La lejanía del albergue principal y la falta de atención de las autoridades causó en los integrantes de la diversidad sexual una preocupación, pues la emergencia requería alimentos y apoyos inmediatos.

 

Froy es un muxe zapoteca que después de 20 años de vivir fuera,  regresó a su comunidad como un cocinero profesional, y al ver la situación de emergencia que vivía su gente decidió reunir a los integrantes de la diversidad sexual y les propuso cocinar guisos tradicionales para los  damnificados y así surgió la cocina comunitaria muxe de Chicapa de Castro.

 

Cocinan en fogones de leña, algunos limpian los grandes recipientes, mientras algunos pican la cebolla y el tomate para el picadillo de res, otros  más  llevan el arroz al molino para preparar la horchata, y finalmente otros barren y limpian el patio para recibir a los comensales, quienes alrededor de la 2:00 de la tarde comienzan a arribar con sus cubetas y jarras para el agua.

 

Froy también es damnificado, su vivienda presenta daños parciales por el terremoto, sin embargo ha dejado a un lado su espacio y lo que ha hecho es ayudar con alimentos, ese es su objetivo y forma de agradecer a su gente por su gran apoyo.

 

“A los 16 años me quedé huérfano y a los 19 años emigré de mi pueblo, estuve fuera casi 20 años, ahí logré mi sueño de ser un cheff profesional, laboré en plataformas en Campeche y también en otros lugares haciendo lo que me gusta y me apasiona que es la cocina, antes del terremoto llegué a mi casa y al ver la desgracia que vivíamos decidí ayudar y lo mejor fue hacer lo que me gusta, cocinar para mi gente, estoy feliz y agradecido porque somos muchos que hemos dado nuestro tiempo de forma solidaria”, expresó.

 

La cocina comunitaria muxe la integran alrededor de 10 personas de la diversidad sexual, pero también hay algunas mujeres y hombres que se han solidarizado para la preparación de alimentos, pues por su gran cantidad se requiere de mucha ayuda.

 

Han elaborado guisos que van desde  caldo de res, de pollo, mole de camarón, mondongo, sopa con pollo y una gran variedad de antojitos que gustan por su rico sabor y buena combinación de ingredientes.

 

Los primeros días Froy y sus amigos muxes fueron los que con sus ingresos propios compraron los primeros alimentos, sin embargo después otras personas de la sociedad civil al ver la ayuda humanitaria que hacían comenzaron a donarles desde alimentos como frutas y verduras hasta víveres como atún, arroz, frijol, aceite y azúcar.

 

Además de alimentos también les han donado lonas para cubrir el patio del sol y la lluvia  y elaborar mejor los alimentos, asimismo ropa que han regalado a los damnificados, en este espacio que es la cocina comunitaria, Froy dedica todo su tiempo,  desde las 6:00 de la mañana hasta las 5:00 de la tarde en elaborar alimentos y posteriormente limpiar y acondicionar para el día siguiente.

 

José Juan Álvarez Medrano, es otro de los muxes que también se ha integrado a la cocina comunitaria, es modisto y artesano de ropa tradicional istmeña pero con el terremoto no ha podido reiniciar su actividad porque perdió su vivienda, quedó colapsada.

 

“Froy nos contagió su espíritu solidario y nos sentimos muy contentos, es una tarea dura de dar alimentos pero lo hacemos con cariño ,  empezamos alrededor de las 6:00 de la mañana a cocinar, a veces sin desayunar y terminamos hasta las 4:00 o 5:00 de la  tarde, pero estamos felices porque es ayuda para mucha gente de mi pueblo, que vive con mucha tristeza y nostalgia ante el terremoto”, dijo.

 

*Cientos  de personas reciben alimentos de la cocina comunitaria

 

El llamado a los alimentos comienza alrededor de las 13:30 horas, a veces por medio de altoparlantes y otras por medio de una moto que recorre las calles anunciando que los alimentos están listos y calientes para compartirse, de inmediato las personas aparecen, los hay menores de edad y también adultos, mujeres y hombres.

 

Traen sus cubetas, recipientes e inclusive ollas de metal para llevarse lo que Froy y sus amigos cocinaron, suman alrededor de 150 a 180 personas creando largas filas inclusive se miran afuera de la cocina comunitaria.

 

Olga Orozco García y Fidela Blas López  son damnificadas y están agradecidas con Froy los muxes de Chicapa de Castro porque han respondido mejor que las autoridades en cuanto a los alimentos.

 

“Son ricos y sabrosos, hacen de todo, contentas venimos a traer para alimentar a nuestras familias, nos quedamos sin casas, no hay estufa, apenas en un fogón cocinamos lo que podemos, no tenemos como pagarle a Froy este apoyo que nos ha dado”, señalaron.

 

El apoyo solidario de los muxes continuará mientras los apoyos sigan fluyendo, camionetas vienen  y donan verduras, otros viveres y ropa, no es suficiente pero los muxes están contentos porque su actividad ha sido esencial, a través de los alimentos la gente se ha puesto de pie para luchar por reconstruir su vivienda y  poco a poco retornar a su cotidianidad.

 

Diana Manzo/Agencia de Noticias Istmopress

 

DM5A3402

DM5A3404

DM5A3419

Compartir publicaciónEmail this to someoneShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Print this page

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *