Ferrocarrileros istmeños marchan en caravana motorizada para pedirle a López Obrador una jubilación digna

#Juchitán 7 Sep (#Istmopress) – Unos 270 ferrocarrileros inactivos  de diversas localidades del Istmo de Tehuantepec partieron en caravana motorizada con destino a la Ciudad de México,  en busca de un dialogo con el presidente  Andrés Manuel López Obrador, para que atienda su demanda de una jubilación digna.

 

Los ferrocarrileros que llevaban entre 15 y 23 años de servicio, los despidieron sin jubilación en los años noventas tras el cierre de Ferrocarriles Nacionales de México, y a pesar que en ese entonces demandaron ante la Junta Federal de Conciliación y Arbitraje, nunca recibieron atención por esa violación a sus derechos laborales.

Ferrocarrileros1 

Gilberto cabrera López y Mario López Sánchez, quienes laboraron por 23 años en la planta impregnadora de durmientes de ferrocarriles nacionales en la ciudad de Juchitán manifestaron que fueron despedidos y liquidados, pero no recibieron su jubilación.

 

Recordaron que toda esta situación es culpa del hoy líder sindical de los ferrocarrileros, Víctor Flores, a quién acusan de violentar sus derechos como trabajadores, pues autorizó la venta de Ferrocarriles Nacionales de México durante el sexenio de Ernesto Zedillo Ponce de León.

 

“Trabajé durante 23 años en la planta de impregnadora y de repente nos dijeron ya se cierra y se van, nos dieron unos cuantos pesos como liquidación, pero no me alcanzó, entonces busqué otro empleo como policía auxiliar porque no me quedaba de otra, ahora que ya tengo 70 años ya no puedo trabajar y no tengo para la comida, por eso es la exigencia”.

 Ferrocarrileros2

Los ferrocarrileros confían que se pueda dar el dialogo con el mandatario mexicano, pues aseguraron que llevan cuatro pláticas donde ha participado funcionarios de la secretaria de gobernación, sin embargo no hay respuesta.

 

El representante de los ferrocarrileros, Alejandro Osorio señaló que esta exigencia es solo “justicia” para los despedidos y que ahora solo piden y exigen una jubilación justa, pues sus derechos laborales siguen violentados.

Los jubilados van a bordo de autobuses, el primer destino es la capital de Oaxaca y posteriormente se dirigirán a la Ciudad de México, en donde esperan puedan ser  recibidos por el presidente mexicano.

 

Diana Manzo / Agencia de Noticias IstmoPress

 

Compartir publicaciónEmail this to someoneShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Print this page

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *