En riesgo producción de camote en el Istmo por falta de agua de riego

#Juchitán 19 Oct (#Istmopres) – La escasez de lluvia y la falta de agua de riego mantiene en riesgo la producción de camote en la comunidad de Rancho Llano, Oaxaca, que aunado a la pandemia del Covid-19 provocó que la cosecha de marzo pasado se vendiera a un bajo costo  por  el cierre de mercados tradicionales y   la disminución en la compra de parte de los artesanos del dulce típico del camote del estado de Puebla, sus principales clientes.

 

La cosecha de este tubérculo se da en el mes de marzo, por lo que la siembra debe ser a principio de octubre, pero en esta ocasión, la falta de agua de lluvia y de riego tras la construcción de una obra en uno de los canales principales de distribución del agua, pone en riesgo la siembra de los más de 300 productores zapotecas.

 Cultivos de camote en riesgo

El año pasado los labriegos sembraron 250 hectáreas de camote, pero con la pandemia tuvieron pérdidas en su economía, debido a que el bulto de 50 kilogramos se abarató de 300 a 100 pesos, por lo que en este año la producción podría disminuir.

 

El camote istmeño se adquiere principalmente por artesanos tradicionales del dulce típico de Puebla por su sabor y calidad, debido a que es cultivado de forma orgánica.

 

Cuando la cosecha es buena, los productores venden 120 toneladas semanalmente, pero en esta ocasión por la tardía distribución del agua, auguran que variará en gran medida.

 

“El año pasado fuimos 300 campesinos los que cultivamos camote aquí en Rancho Llano, pero ahora, creo que disminuirá porque todo se retrasó, la pandemia nos afecta mucho y aunado a la poca lluvia y ahora por el tema del agua de riego, esto nos afecta todo”, explicaron.

 

Mario Ruiz, es productor de camote y está preocupado por que debió sembrar en los primeros días de octubre, pero no lo ha hecho por la falta de agua.

Cultivos de camote en riesgo2 

“La tierra está lista para la siembra, pero llevamos un mes atrasado, estoy preocupado porque son 14 hectáreas, y en caso de que el agua de riego no llegue, definitivamente la cosecha se perderá, porque sí el camote tarda unos meses más, se echa a perder, le salen gusanos y ya no nos lo compran”.

 

 

Otro campesino es José Alberto Sarabia de 29 años de edad, tiene 14 años que produce camote en su comunidad y asegura que cada año se complica más obtener un buen cultivo, a veces es por la lluvia que no cae mucho y ahora por ejemplo se juntó la pandemia y la falta de agua de riego.

 

Él solo produce una hectárea, pero con lo que obtiene de sus ventas contribuye al ingreso familiar.

 

Para José Alberto es un “orgullo” que el camote que se produce en estas tierras oaxaqueñas sea adquirido para elaborar el dulce tradicional poblano, por lo que le preocupa que este año se dé una buena producción.

 

“Ojalá el agua nos lo distribuyan pronto y así la cosecha se logre en febrero y marzo, porque de eso vivimos, es el sustento de nuestra familia”.

 

Hasta este momento existe una minuta de acuerdo entre productores y el presidente del módulo número 3 de San Blas Atempa, Francisco Velásquez Molina, donde se estableció que el próximo miércoles el agua llegaría a los cultivos.

Cultivos de camote en riesgo1 

Rancho Llano, es una agencia municipal de San Blas Atempa ubicada en el Istmo de Tehuantepec, donde se privilegia el cultivo de alimento, además del camote, también se siembra tomate, sorgo y maíz.

 

Diana Manzo / Agencia de Noticias IstmoPress

 

Compartir publicaciónEmail this to someoneShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Print this page

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *