Eduardo, el superhéroe que dio la vida por su hijo

#Ixtaltepec 09 septiembre (#Istmopress).- Eduardo Peralta Pérez murió horas después del terremoto de 8.2 grados, su cuerpo no resistió el fuerte golpe del muro de concreto que le cayó encima, pero si le salvó la vida a su hijo, para todos Eduardo es un superhéroe.

“Tenía solo 33 años edad” “también era profesor de primaria” pero lo mejor “ era un padre amoroso” murmuraban sus amigos y familiares mientras el cortejo fúnebre salía de una casa provisional que habilitaron para velarlo porque su hogar quedó destruido tras el fuerte sismo en Asunción Ixtaltepec, una de las comunidades que también tuvo muchas afectaciones.

La noche del jueves cuentan sus familiares, Eduardo, su esposa y dos de sus tres hijos dormían en la parte alta de su hogar, el sismo los despertó y desesperado intentó poner a salvo a su familia, mientras descendía de las escaleras abrazando fuertemente a su pequeño hijo, Eduardo fue alcanzado por uno de los muros de concreto y cayó al piso.

La casa de Eduardo era de dos plantas, la inferior quedó totalmente sumergida al suelo y apenas se percibe unos cuantos centímetros, ahí se quedó atrapado, sin luz eléctrica y como pudieron sus vecinos y familiares pudieron rescatarlos dos horas después , logró salir con vida, minutos más tarde falleció.

El joven profesor de primaria y también amante del futbol tenía tres hijos a quién amaba mucho y siempre decía que daría la vida, sus familiares nunca se imaginaron que el 7 de septiembre se convertiría el Héroe, porque gracias a su protección, su hijo vive.

Su abuela le llora al igual que su mamá y esposa Zunikey López, “tenía un futuro por delante” “era muy joven para morir” “será un gran ejemplo para nuestros hijos” expresaron minutos antes de depositar su cuerpo en la tumba.

La banda de música acompañó a Eduardo en sus últimos minutos en esta tierra, le tocaron temas musicales que le gustaban y también sus familiares hicieron oración en su memoria.

Su primo, Omar Gasga Pérez recordó lo “buena onda” y “buen muchacho” que era Eduardo con toda su familia y sus amigos.

“Mi primo se convirtió en héroe, le salvó la vida a su hijo, estamos muy tristes por su muerte, lo vamos a extrañar, era un gran hombre y padre de familia ni se diga, dio la vida por su hijo, la prueba es que el menor, mi sobrino, está fuera de peligro”, dijo.

Eduardo trabajaba como maestro en Santa María Guienagati, una comunidad que se localiza a una hora y media de Ixtaltepec, viajaba todos los días y vivía con su mamá, era el hombre de su casa.

“Ya no será nada igual de ahora en adelante, nos quedamos sin casa, tenemos que resistir y empezar de la nada, extrañaremos a Eduardo, mi primo, aquel joven que siempre sonreía, el joven que todo lo daba, el amigo sincero”, expresaron las voces que acompañaron su cortejo fúnebre.

En esta localidad de Asunción Ixtaltepec fallecieron un total de 8 personas, todas fueron sepultadas este sábado, algunas por la mañana y otras al medio día, los rostros son de desolación y tristeza, angustia, todos claman ayuda.

El gobernador de Oaxaca Alejandro Murat los visitó la tarde del sábado , el clamor general del pueblo es “ayuda” sin distinción alguna y sin partido político, y así lo reafirmó el mandatario oaxaqueño.

 

Diana Manzo/Agencia de Noticias Istmopress

 

dav
dav
Compartir publicaciónEmail this to someoneShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Print this page

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *