Da inicio proceso de consulta indígena en Unión Hidalgo

#UniónHidalgo 13 Abril (#Istmopress).- La tarde del miércoles en la comunidad indígena de Unión Hidalgo, la Secretaria de Energía (Sener) dio inicio con el proceso de consulta indígena en su primera etapa de “Acuerdos previos” para la construcción y operación del proyecto central eólica Gunaa Sicarú promovido por la empresa Eólica de Oaxaca , filial de “Eólica de Francia, EDF” de acuerdo a los lineamientos que establece la Ley de la Industria Eléctrica de consultar a las comunidades donde se ubicaran proyectos trasnacionales, en este caso un parque eólico.

La asamblea comunitaria como lo llamó la Sener se estableció en un salón de fiestas y no en un espacio público abierto justificando que el auditorio municipal sufrió afectaciones con el sismo del 7 de septiembre, en donde participaron cerca de 300 pobladores entre propietarios, opositores y sociedad civil.

En esta reunión comunitaria lo encabezó Rodolfo Salazar Gil, director de impacto social y ocupación superficial de la Sener, el alcalde Wilson Sánchez Chevez, Netolin Chaves Gallegos representante de la Secretaría de Asuntos Indígenas , Juan José Moreno Sada , subsecretario de la Secretaría de Energía, Norma Reyes Terán y representantes de la Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas (CDI).

El proyecto de la Central Eólica Gunaa Sicarú a cargo del Eólica de Oaxaca filial de EDF, Sociedad Anónima Promotora de Inversión de Capital Variable, estará instalado en terrenos del municipio de Unión Hidalgo y en La Ventosa, agencia de Juchitán.

El proyecto implica la colocación de 115 aerogenadores de 2.625 megawatts cada uno y tendrá una capacidad total instalada de 301.9 megawatts, 26 aerogenadores se ubican en LA Ventosa, agencia de Juchitán, y 89 en Unión Hidalgo, dicha central será interconectada a la red nacional propiedad de la CFE, se interconectarán a la red eléctrica nacional por una línea de transmisión de 230 kilovat, con dos circuitos y aproximadamente 8 kilómetros de longitud en Ixtepec.

Rodolfo Salazar Gil, director de impacto social y ocupación superficial de la Sener informó que lo que la dependencia federal busca es implementar un proceso de consulta en la comunidad pero antes de iniciar es necesario que las partes involucradas refiriéndose a pobladores, propietarios, grupos sociales y demás aprueben el “protocolo para la implementación de dicha consulta” y con ello empezar a definir la calendarización de las asambleas.

Durante el encuentro y como requisito oficial que requiere todo proceso de consulta en la parte de traducción a lengua indígena (zapoteco) hubo molestias entre los asistentes debido a que la persona asignada no traducía textualmente lo que se hablaba en castellano, por lo que una persona que participaba en la asamblea fue invitada para hacer la traducción.

Asimismo se contó con dos observadores de Derechos Humanos de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) quienes a cada instante tomaron nota del desarrollo de esta primera asamblea comunitaria.

Antes de concluir la asamblea, Salazar Gil mencionó que la noche del martes 10 de abril, recibió una notificación de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) donde le informaron que se habían emitido medidas cautelares para la suspensión temporal de la consulta indígena en Unión Hidalgo, por lo que de inmediato la asamblea concluyó sin mencionar más datos.

Jacinto Morales Regalado, uno de los representantes de propietarios de los tres que existen para este proyecto, expresó que es importante participar en este proceso debido a que no serán ellos los únicos que decidirán el rumbo de la comunidad, sino la participación de todas y todos.

Reconoció que la comunidad indígena de Unión Hidalgo es la que decidirá el protocolo de acuerdo a sus intereses y beneficios, y que a pesar de que unos digan que no hay condiciones es importante escuchar la voz de todos.

*No hay condiciones: Opositores

Previo al inicio de la asamblea, los integrantes de la asamblea de comuneros y grupos opositores realizaron un mitin frente al palacio municipal de la localidad para manifestar la falta de condiciones para una consulta indígena debido a que aseguran la comunidad vive un proceso de reconstrucción derivado del terremoto del pasado 7 de septiembre.

“No hay escuelas, no hay viviendas y no hay espacios públicos, no sé porque la Sener insiste en realizar una consulta cuando no hay las condiciones, el pueblo vive un 80 por ciento de la reconstrucción además de que se avecina un proceso electoral del 1 de julio donde elegiremos a nuestros gobernantes y en medio de todo no es posible que quieran una consulta indígena”, expresó Oscar Marín Gómez, representante de los bienes comunales de Unión Hidalgo.

Posterior al mitin, el contingente de mujeres y hombres marcharon rumbo al salón de fiestas donde se celebró la primera asamblea e ingresaron al lugar para dar a conocer públicamente sus inconformidades.

En el marco del inicio de la consulta, la comunidad zapoteca de Unión Hidalgo asesorada de la organización ProDesc presentó una queja ante Comisión Nacional de Derechos Humanos y Amparo ante Juzgado de Distrito de Salina Cruz, por violaciones a su derecho a la Consulta y al consentimiento previo, libre e informado.

Para ellos la consulta no es idónea ni adecuada, pues las prioridades de desarrollo de la comunidad están centradas en el proceso de reconstrucción, labor que no tendría que estar condicionada a la entrada de un parque eólico, ni a que empresas privadas asuman obligaciones del Estado Mexicano.

Elena Villafuerte de la organización ProDesc señaló que esta organización ha venido dando acompañamiento jurídico a los integrantes de la comunidad zapoteca que demandan el respeto a sus derechos humanos y la defensa de su tierra y territorio señalando que se cuenta con medidas cautelares desde el 2013.

En un comunicado, la ProDesc recalcó que los procesos electorales local y federal incrementan gravemente el riesgo real de actos de violencia, confrontación, hostigamientos y agresión dentro de la comunidad pues paralelamente el reparto de recursos para la reconstrucción pudiera ser utilizado para debilitar el tejido comunitario.

“El Protocolo propuesto por la Secretaría de Energía para el proceso de consulta no contempla ningún tipo de medida para salvaguardar la vida, integridad y seguridad de las y los participantes en el proceso, así como tampoco una participación libre y efectiva en condiciones de seguridad, paz y confianza a una comunidad que es vulnerable y que ya tiene Medidas Cautelares desde el 2013 por la defensoría de su tierra y territorio”, indicó.

 

Diana Manzo/Agencia de Noticias Istmopress

 

DSC02318

 

 

dav
dav

 

dav
dav

DSC02278

Compartir publicaciónEmail this to someoneShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Print this page

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *