Campesinos zapotecas reciben  apoyo para producción de maíz zapalote chico

#Juchitán 17 nov (#istmopress).- Campesinos de Juchitán, Álvaro Obregón y Chicapa de Castro que pertenece a la agrupación social Tona Taati, recibieron un total de 350 paquetes del Programa Fomento a la Agricultura de la SAGARPA con la finalidad de conservar la producción de maíz nativo “Zapalote Chico”.

Estos paquetes tecnológicos  constan de fertilizante orgánico, pala y una bomba que  se utilizaran en 350 hectáreas, es decir uno por hectárea,  para que puedan cultivar el grano del maíz y hacer frente a la producción de maíz transgénico.

Tomás Chiñas Santiago, gestor social de la agrupación Tona Taati resaltó que  este proyecto se logró debido a la aceptación social del maíz zapalote chico en el Istmo Oaxaqueño, y que además es fundamental para la gastronomía istmeña.

“El maíz zapalote chico sirve  como materia prima para la elaboración del singular totopo  del Istmo (tortilla elaborada a mano y cocina en horno de comixcal a temperaturas altas) y debido a que muchos productores están abandonando este cultivo para dedicarse a cultivos comerciales hicimos esta gestión y serán en total 350 campesinos para este ciclo 2015 quienes se beneficiaran”, indicó.

El Grupo Tona Taati’ en coordinación con el jefe del  CADER 04, Félix Rosado Sibaja hicieron la entrega  de estos beneficios a campesinos de Juchitán y agencias municipales así como Santa María Xadani.

Tomás Chiñas resaltó la necesidad de que los campesinos y los grupos sociales motiven la recuperación del campo, “El maíz zapolote anteriormente se cultivaba en cantidades y actualmente su producción ha disminuido, lo que intentamos es que el campo se reactive, estamos invadidos de torres eólicas, pero podemos hacerle frene a producciones de calidad y que reditúen beneficios sociales”, expuso.

Detalló que es lamentable que las políticas del campo estén siendo ahora consumistas, donde solo importe  obtener ganancias y no una verdadera alimentación, que sea sana y llena de proteínas.

“Al totopo no se le debe mezclar con otras harinas o imitación de harinas, porque se pierde la consistencia y lo crujiente, los totopos duran mas de dos años almacenados, mientras estén alejados del sol y del agua, no debemos permitir la entrada de transgénicos, aparte es muy dañino  para la salud ”, indicó.

Esta agrupación social, es la única en todo el Istmo de Tehuantepec que se ha enfocado en rescatar el cultivo del maíz, porque consideran que “Sin Maíz no hay país” y que este grano es el único alimento que puede guardarse y dar garantía de vida a muchas familias indígenas.

Compartir publicaciónEmail this to someoneShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Print this page

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *