Bruno, el policía naval cumplió 10 meses desaparecido, familiares denuncian omisiones de justicia

#Tehuantepec 12 de Marzo (#Istmopress).- Este 10 de marzo, Bruno Alonso Avendaño Martínez policía naval de la Secretaria de Marina adscrito a la Décima Segunda Zona Naval Militar en el puerto de Salina Cruz cumplió 10 meses desaparecido, sus familiares denunciaron inconsistencias, omisiones y obstrucciones de las autoridades de justicia de investigar el caso de “desaparición forzada” ocurrido el 10 de mayo del 2018.

Su hermano Lukas Avendaño, artista zapoteca performancista de la región del Istmo de Tehuantepec explicó que las inconsistencias y omisiones vienen directamente de la Agencia del Ministerio Público de la Federación, de la Agencia Primera Investigadora “A” de la Unidad de Investigación y Litigación, así como de la Fiscalía Especializada en Investigación de los Delitos de Desaparición Forzada; quienes con “dolo” o quizás para ganar tiempo de algo que de por si no quieran, no pueden y no les interesa hacer registraron mal su nombre como denunciante y eso ha ocasionado que la investigación esté detenida.

““Extraño mucho a Bruno, me da tanta rabia y coraje como las autoridades encargadas de la impartición de justicia simplemente están llenas de omisiones, llevamos 10 meses denunciando en todos lados y no hay avance en la investigación, siempre nos salen con preguntas, fallos y cosas que realmente nos hace dudar que están investigando que paso con mi hermano, mi familia está desecha porque no sabemos nada de su paradero”, expresó.

Lukas Avendaño ha recorrido gran parte del país y también en algunos países de Europa realizando a modo de crítica y exigencia performance que exigen la aparición con vida de Bruno y así dar a conocer la ineficiente acción de las autoridades encargadas de la impartición de justicia en el país.

Bruno Alonso Avendaño Martínez desapareció el 10 de mayo del año pasado en la ciudad de Tehuantepec cuando su mamá lo esperaba para comer juntos en una fecha tan especial, pero nunca llegó.

El joven de 34 años de edad, era policía naval general de la Secretaria de Marina desde hace 6 años, llegó a casa el viernes 4 de mayo para disfrutar su periodo vacacional y desde esa fecha después de trabajar en el huerto de su madre, alrededor del medio día se iba con Don Goyo operador de un volteo amarillo Ford 1980 a cargar material de construcción de una cribadora en la Villa de San Blas Atempa.

Ese día, el 10 de mayo, fue con Don Goyo y a su regreso lo dejó en un lugar conocido como “El manguito”, que esta ubicado sobre la carretea transismica y el entronque con la localidad de San Blas Atempa, fue visto por última vez, desde entonces no se sabe nada de Bruno.

Bruno vestía la ultima vez, un pantalón verde olivo con bolsas laterales a la altura de las rodillas –modelo OTAN- de manufactura extranjera y playera color verde-azul, mangas cortas y cuello negro, calzado: Huaraches nuevos cruzados de piel de cocodrilo en color amarillo-naranja y pulsera de plata en mano izquierda.

 

Diana Manzo/Agencia de Noticias Istmopress

Compartir publicaciónEmail this to someoneShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Print this page

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *