Bruno “El marino zapoteca ” cumple un mes desaparecido

#Tehuantepec 11  Junio (#Istmopress).- Amigos y familiares de Bruno Alonso Avendaño Martínez, policía naval de la Secretaria de Marina a un mes de su desaparición emprendieron una campaña de búsqueda a la que llamaron “Buscando a Bruno” con la finalidad de dar con su paradero.

Bruno tiene 34 años de edad, y es policía naval general de la Secretaria de Marina desde hace 6 años, llegó a su casa ubicada en el municipio de Tehuantepec el viernes 4 de mayo para disfrutar su periodo vacacional y desde esa fecha después de trabajar en el huerto de plátanos de su madre, alrededor del medio día acudía con un operador de volteo llamado “Don Goyo” donde le ayudaba a cargar material de construcción de una cribadora en la Villa de San Blas Atempa.

A su regreso el 10 de mayo, Don Goyo lo dejó en un lugar conocido como “El manguito”, que esta ubicado entre la carretera federal transismica del municipio de Tehuantepec y el entronque con la localidad de San Blas Atempa, en este sitio fue visto por última vez, desde entonces no se sabe nada de Bruno.

Bruno vestía un pantalón verde olivo con bolsas laterales a la altura de las rodillas –modelo OTAN- de manufactura extranjera y playera color verde-azul, mangas cortas y cuello negro, calzado: Huaraches nuevos cruzados de piel de cocodrilo en color amarillo-naranja y pulsera de plata en mano izquierda.

Su hermano el artista y performancista zapoteca, Lucas Avendaño Martínez pidió la colaboración de la ciudadanía en general a intensificar la búsqueda de Bruno a través de mensajes en redes sociales donde se muestre una fotografía y también sugirió elaborar carteles, mantas, obras de teatro, espacios de poesía entre otras actividades para “hacer conciencia” de la preocupación que vive su familia al no saber nada de su hermano.

Nada se sabe de Bruno, la Fiscalía General del Estado de Oaxaca abrió un expediente de investigación por “desaparición forzada”, en México existen un total de 35 mil personas desaparecidas, el mayor anhelo de su madre Felipa Martínez es verlo vivo de nuevo.

“Las autoridades nos han dado su respaldo , sin embargo ha sido lento el proceso, por eso decidimos emprender esta búsqueda desde la sociedad civil, que todos nos unamos desde lo que tenemos, con herramientas tecnológicas y lo que tengamos a la mano, a mi me duele el alma, hace un mes que no sabemos nada de su paradero”, dijo.

Lucas señaló que es importante que todos los que se unan con la finalidad de viralizar la acción mundial de los desaparecidos, por que dijo “en algún lugar del planeta debe estar mi hermano”.

La mamá de Bruno, Doña Felipa, recuerda que su hijo nació un 6 de octubre de 1983, aunque -su acta de nacimiento marca el 10 de octubre- por ser un registro extemporáneo.

“Bruno por el ser el “nene” y/o el xhuncu de la familia, fue el que mas tardo en dejar la chichi, aún cuando tenia 6 años Bruno ocasionalmente reclamaba su “Chichi”, expone su madre.

Después de sus estudios en la Escuela Secundaria Bruno se inscribe en el Instituto Manuel Altamirano, en Tehuantepec, pero abandonó sus estudios cuando cursaba el tercer año, ya que en ese momento la carencia económica generaba muchas limitaciones en esta familia extensa, y se dedicó a trabajar de obrero de la construcción combinando esta actividad con labores del campo, sembrando maíz, ajonjolí, flor de muerto y plantando plataneras de plátano macho.

El 1 de junio del 2011, Bruno ingresa a la Marina como marino en la Policía General de la Secretaria de Marina en la Ciudad de México.

“ Bruno se esmero por mantenerse actualizado en los diferentes cursos que se ofrecían en esta institución, de ahí que esta preparación lo llevara a ascender a cabo CGIN, una vez que presentara los exámenes que la institución sistematiza para el ascenso del personal en especial sobre tema de derechos humanos y desaparición forzada de personas”, explicó Lucas, hermano de Bruno.

Bruno desaparece el pasado 10 de mayo , a 5 kilómetros del domicilio de la casa de su madre, estaba de visita en la región del Istmo por el primer periodo de vacaciones del año y desde entonces no se sabe de su paradero.

 

Diana Manzo/Agencia de Noticias Istmopress

Compartir publicaciónEmail this to someoneShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Print this page

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *