Albergue Hermanos en el Camino nunca ha recibido dinero de la federación, sobrevive con donativos de locales

#Ixtepec, Oax. 18 Jun (#Istmopress) – El sacerdote Alejandro Solalinde Guerra, defensor de los derechos humanos y fundador del Albergue Hermanos en el Camino ubicado en Ciudad Ixtepec,  resaltó  que este refugio nunca ha recibido recursos de la federación y al contrario durante el gobierno de Enrique Peña Nieto estuvo vetado  los últimos 18 meses de su administración para  recibir donativos nacionales e internacionales.

 

El sacerdote explicó que en cuanto a alimentos, semanalmente el refugio recibe donativos de los locatarios y comerciantes del mercado de abastos ubicado en la Juchitán Oaxaca, mientras que los alimentos básicos son donados también por personas altruistas.

 

“Ni siquiera tengo una tarjeta de debido y mucho menos de crédito, el gobierno de Oaxaca por el tema de las medidas cautelares nos paga la energía eléctrica, y durante la etapa de reconstrucción recibimos apoyo de cruz Roja Internacional y Acnur para atender el tema de nuestras instalaciones,  pero de ahí todo ha sido por donativos locales y de gente altruista de nuestra zona”, recalcó.

 

Agregó que nunca han recibido recursos del gobierno y eso los hace independientes en su toma de decisiones, por lo que no depende su funcionamiento sino lo que se obtiene de donatarios locales.

 

“Los locatarios nos donan verduras con la cual preparamos los alimentos, y otros nos dan los básicos, no tenemos un donatario fijo, sino van cambiando, por fortuna mucha gente nos ayuda y con eso hemos sobrevivido, nos organizamos con la comida y logramos que los apoyos lleguen”, agregó.

 

Dijo que el albergue Hermanos en el Camino es un refugio integral donde se le brinda atención completa al migrante y se le ayuda a denunciar en caso de que haya sido violentado en sus derechos humanos.

 

Respecto al ingreso de la Guardia Nacional en la frontera sur, el sacerdote Alejandro Solalinde refirió que es necesario debido a que en los últimos años se ha acrecentado el numero de traficantes de personas migrantes, razón por la cual es necesario frenar esta violencia y  que pone en vulnerabilidad a las mujeres y menores, principalmente.

 

El sacerdote reconoció que el “flujo migratorio” “nunca se va a detener” y que a pesar de qué  existan varios retenes, alrededor de 50 migrantes arriban cada tercer día al refugio y la mayoría ya viaja con papeles regularizados.

Diana Manzo / Agencia de Noticias IstmoPress

18sol

Compartir publicaciónEmail this to someoneShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Print this page

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *