A seis meses del terremoto exigen reconstrucción de aulas dañadas por el sismo en Juchitán

#Juchitán 03 marzo (#istmopress).- Profesores, directivos y padres de familia de 19 escuelas que conforman la zona escolar 096 en Juchitán demandaron a las autoridades la urgente reconstrucción de aulas que fueron dañadas por el terremoto del pasado 7 de septiembre. 

  • Aulas provisionales elaborados  con materiales de mala calidad y  sin servicio de sanitarios y energía eléctrica 
  • Anuncian protestas y movilizaciones para exigir atención

En conferencia de medios denunciaron que hasta la fecha dos instituciones, la Escuela Juchitán y Víctor Manuel Bravo Ahuja ubicada en la comunidad zapoteca de Puente Madera no han sido atendidos por ninguna autoridad a pesar de que ambas escuelas  fueron catalogadas como no factibles. 

Señalaron que en el caso de las escuelas donde se han construido las aulas provisionales con valor de 450 mil pesos cada una que es superior a las aulas de concreto existe desprendimiento de piso lo cual ha ocasionado enfermedades respiratorias en estudiantes y profesores. 

“Es admirable la mala calidad de la obra de las empresas constructoras de las aulas provisionales, muchas de ellas llegaron con sus propios recursos por las instituciones como Iosifed o Inifed no les dieron recursos económicos, entonces vemos trabajos pésimos que no garantizan la seguridad del alumnado”, expresó el supervisor de la zona escolar 056 Wilbert Matus Martínez. 

El supervisor escolar informó que ante esta falta de atención de las autoridades educativas y gubernamentales se han organizado para realizar una serie de manifestaciones entre ellas marchas en la capital oaxaqueña y una protesta en el marco de la entrega de la única escuela que ha sido reconstruida, el Centro Escolar Juchitán. 

“Estamos muy desesperados y molestos que ha seis meses del terremoto, las escuelas siguen sin avanzar, no es posible que nuestros niños tomen clases en aulas provisionales que no tengan energía eléctrica y tampoco sanitarios, además de que fueron elaborados de mala calidad y con un costo elevado”, dijo. 

Por su parte, los representantes de la escuela primaria Daniel C. Pineda (Nelson Ríos Dolores y Javier Carrasco González), una de las más antiguas de Juchitán denunciaron que la empresa que construyó las aulas no hizo módulos de sanitarios y tampoco incluyó energía eléctrica. 

“Como integrantes del comité de padres invertimos cerca de 8 mil pesos para construir 3 módulos de sanitarios pero no son suficientes para más de 500 estudiantes, las clases no han podido comenzar, es un retraso de seis meses, estamos desesperados y las autoridades de Juchitán no ayudan en nada, estamos en el abandono”, indicaron. 

Los padres de familia calificaron de “un chochinero” las obras que han elaborado las empresas contratadas por las autoridades, por lo que señalaron que emprenderán acciones para que la reconstrucción de las escuelas sea digna y segura.

Diana Manzo / Agencia de Noticias Istmopress

Compartir publicaciónEmail this to someoneShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Print this page

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *