A la deriva mineros de oro blanco en Oaxaca

*Implementaron modelo de adaptación a causa de cambio climático

 

#SalinasdelMarqués 6 Dic (#istmopress) Han hecho de una tradición milenaria su estilo de vida, son mineros de Salinas del Marqués en el Istmo de Tehuantepec, no explotan para encontrar  oro  y tampoco plata sino “sal” al que llaman “el oro blanco” que para su producción vive  y siempre ha vivido por muchos ayeres en la deriva y sin  recibir financiamiento oficial.

La producción salinera “va en picada” responde Raúl Antonio Gallegos, Presidente de la  cooperativa Costa del Marqués , se espera que este año  cosechen 10 mil toneladas de sal entre cinco agrupaciones, la cooperativa y cuatro empresas privadas; el financiamiento gubernamental nunca ha llegado a pesar de las promesas.

El proceso de la sal se divide en tres pasos: la preparación que es la concentración de agua en los tanques salineros mediante un proceso de producción, el segundo utilizar rodillos, esperar el secado del agua y comenzar el acopio y el tercero donde se han quedado limitados y que les ha generado perdidas en un 90 por ciento de su producción es en la venta y el valor agregado, no lo hay, no hay equipo para procesar, todo es rustico y desgastado que data de más de medio siglo.

Los productores se han cansado,  ya no confían y prefieren hacerlo como puedan,  utilizan la pala y el hacha como  instrumentos para extraer la sal y por medio de costales de plástico los almacenan  en casas particulares, los muelen en rústicos molinos  que datan de más de cincuenta años y lo venden a revendedores  que llaman “coyotes” originarios de Chiapas y Tabasco.

En esta comunidad habitan unas mil 200 personas, es una agencia municipal del puerto de  Salina Cruz, sus hombres y sus mujeres se dedican en su mayoría a la cosecha de la sal durante tres meses y también a  la captura del camarón, que aunque hace cuatro años los tiempos no han sido fáciles, el calentamiento global y el cambio climático les han afectado.

Además de esta comunidad “Salinas del Marqués”, en el Istmo de Tehuantepec existen otras comunidades que también cosechan la sal,  algunos  de origen chontal como Santiago Astata, El Rosario y San Pedro Huamelula y en estanques rústicos  zapotecas de Álvaro Obregón y Juchitán.

La  mayor explotación de la sal  en Oaxaca esta en Salinas del Marqués  y está a cargo de la cooperativa Costa del Marqués que reúne a 86 socios  y también existen cuatro particulares, todos  cuentan con títulos de concesión expedidos por la Secretaria de Economía para explotar vasos mineros por 50 años.

Todo mejoraría aseguran los productores si tuvieran un comprador directo y sin intermediarios,  actualmente venden el kilogramo de sal  en 70 centavos, es decir cada tonelada es adquirida en  750 pesos y sus ganancias son casi nada, este año el ingreso que tendrán anual  será de 3 mil 250 pesos aproximadamente cada productor.

Raúl Antonio Gallegos, Presidente de la  cooperativa Costa del Marqués es nieto e hijo de salinero, trae en la sangre el amor al mar, su vida es el mar, creció entre tarros de sal que sus pies tocaba en las cosechas  y sus manos molían al recogerlo.

“Mi madre anduvo en las minas de sal colectándolo, esta herencia es de los abuelos salineros quienes en sus charlas siempre recuerdan que fueron los españoles ha su llegada a territorio mexicano que cruzaron por esta tierra, ellos lo ocupaban para salar sus pieles y para su comida, la sal no solo es para eso, también la medicina y la cosmética lo utilizan, lo sabemos pero no hemos podido dar el siguiente paso, no tenemos dinero, no hay financiamiento, nuestro tesoro se abarata”.

Según la Asociación Mexicana de la Industria Salinera, México ocupa el séptimo lugar en la producción de sal  a nivel mundial y es el primer lugar en América Latina.

La mayor parte de la sal que se produce en México es por evaporación solar (sal marina). Este tipo de sal se cosecha a lo largo de los litorales del Golfo de México y del Océano Pacífico.

La mayor parte de la producción de sal en México proviene del estado de Baja California Sur, el resto se distribuye en 14 estados, entre los que destacan el estado de Oaxaca.

sal5

 

* Implementaron Modelo de adaptación a causa de cambio climático

 

En Salinas del Marqués existen un aproximado de 20 tanques cristalizadores que producen sal por el sistema rustico en  bordos de madera, los de la cooperativa que son cinco miden 200 metros cuadrados, mientras que los privados 50  x 70 metros y son un total de 15. .

El sol, al calentar las aguas del océano Pacífico y las fuertes olas que provoca el “Norte”, va subiendo el grado de salinidad. El agua de mar tiene 3.5 grados de salinidad, de ahí se parte hasta llegar a los 24 grados. En este rango empieza a soltar lo que es la sal ya físicamente sin ningún tipo de químico.

Hace cuatro años el mar ya no se acercó a los vasos cristalizadores que antes cultivaban los abuelos, el mar se ha alejado mucho expresó Raúl quién como responsable de la sociedad cooperativa ha buscado que la producción salga a como de lugar.

“Los abuelos siempre nos cuentan que ellos se guiaban por la luna y el sol, por el aire y la misma tierra quién daba siete años de sequia y otros siete de intensa lluvia, pero hace cuatro años las cosas cambiaron, se ha modificado el ciclo biológico de las estaciones del año, por ejemplo nosotros cosechamos de enero a mayo y ahora hemos adelantado la colecta de la sal, comenzamos a finales de noviembre, es decir un mes más, pero la lluvia se ha vuelto escasa, es el cambio climático que hemos aprendido a adaptarnos a el”.

Raúl junto con los salineros saben que el cambio climático no solo les afecta en los movimientos naturales sino también en su economía, han implementado una porción de mar que llaman “esterito”, para este proceso invirtieron más de 80 mil pesos  en la cual habilitaron una bomba que extrae el agua que para su producción total gastaron 300 mil pesos.

“Nos dividimos el trabajo, extraemos el agua del esterito y hemos colocado 900 metros de tubería para que llegue a los vasos mineros, solo así hemos podido cristalizar la sal, este proceso lo estamos haciendo desde hace cuatro años, antes el mar llegaba hasta aquí, el mar se ha alejado”.

sal7

*Salineros todavía Conservan modelo rustico de  colecta de la sal

 

Más  de 300 personas son contratadas para colectar la sal con pala y hacha  que se ha cristalizado en los mantos mineros, no solo son oriundos de Salinas del Marqués sino también chontales y zapotecos e incluso vienen de otros lugares, saben que durante tres o cuatro meses tendrán empleo.

¿Es pesado? , por supuesto que sí expresa Amelia Ramírez Cordero quien se cubre de los rayos del sol con una pañoleta en la cabeza y  se limpia con sus antebrazos el sudor mientras recoge la sal con su pala y la apila como una loma grande que posteriormente guardara en sacos blancos.

Amelia y su esposo trabajan en época de cosecha de sal, ella comenzó a los 14 años porque ayudaba a su mamá, lleva 23 años recogiendo la sal.

¿ Y Cómo le haces para aguantar? Es duro, el trabajo es duro aquí pero no hay de otra, colocamos tablas para que nuestros pies no se llenen de lodo y poder levantar la sal con mayor facilidad, cubrimos una jornada de ocho horas, cuatro en la mañana y otras cuatro en la tarde.

A las 6 de la mañana las 300 personas comienzan a trabajar, simulan hormigas que van de un lado a otro, cada quien tiene su tramo,  a diferencia del campo, ellos no pizcan elote sino sal, a la semana llegan a cosechar entre ocho y diez toneladas.

Los que cosechan solo hacen eso, los productores contratan a otros que serán los cargadores de los sacos de sal, en su espalda a modo de hilera los depositan en las bodegas todas desgastadas, otros los trituran en los molinos que apenas y giran, los envasan  y ahí un camión se los llevará a Chiapas o Tabasco en donde los revendores han hecho trato de venta.

El precio de la sal en el mercado, según su calidad y nivel de procesamiento, puede ser de mil 300, mil 400 o hasta mil 500 pesos la tonelada, contrario a 750 pesos que los salineros lo ofertan .

Diana Manzo/Agencia de Noticias IstmoPres

Fotografía: Jacciel Morales

sal

 

 

 

 

Compartir publicaciónEmail this to someoneShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Print this page

Deja un comentario en: “A la deriva mineros de oro blanco en Oaxaca

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *