Impunidad, inseguridad y desigualdades sociales desencadenan crímenes contra mujeres: Defensoras oaxaqueñas

#Juchitán 06 abr (#Istmopress) .- Celia Mendoza , Mayra López Pineda, Rogelia González Luis y Frida Guerrera ; son cuatro defensoras de los derechos de las mujeres que condenaron los recientes feminicidios ocurridos en el Istmo de Tehuantepec, el de Jennifer y Leticia, y también por el de cientos de mujeres que han sido asesinadas violentamente en Oaxaca, exigen justicia ante el reinado de impunidad que prevalece.

Las defensoras que llevan entre 5, 10 y 30 años exigiendo el respeto a los derechos humanos de las mujeres y han documentado casos de mujeres violentadas y asesinadas, coincidieron que la impunidad, inseguridad y desigualdad social desencadenan los crímenes de odio contra mujeres.

Reconocieron que no se han aplicado como debe ser las políticas publicas en las escuelas y centros de salud para prevenir la violencia de genero, porque pareciera que al estado mexicano no le interesa detener esta ola de criminalidad contra las mujeres.

“El caso más reciente y atroz fue el de Jenni, una joven mujer de 18 años que fue asesinada por su esposo, con toda la maldad le roció gasolina en el cuerpo y le prendió fuego, la joven mujer vivió en agonía más de 30 días y finalmente falleció por un paro cardiaco, su cuerpo tenía graves quemaduras en el 70 por ciento, esta muerte ha sido muy lamentable, no se merecía morir de esta forma violenta como ninguna de las asesinadas nuestro estado, en los últimos seis años suman alrededor de 600 mujeres”, expresaron.

Rogelia González Luis, representante del grupo de mujeres 8 de marzo resaltó que a pesar de que en Oaxaca se ha declarado la alerta de género, pareciera un elefante blanco porque las mujeres siguen siendo asesinadas, es decir no hay políticas publicas que lo prevengan.

“Tenemos que parar esto, el estado y las autoridades de justicia poco han hecho, las cifras van en aumento, no podemos seguir esperando que maten a más y más mujeres, en esta agrupación a diario atendemos a las mujeres, las apoyamos con asistencia jurídica y sicológica, contamos con un refugio para las mujeres que viven amenazadas por sus vidas, sin embargo hace falta mucha sensibilidad de nuestros servidores públicos, los jueces en vez de apoyarlas las revictimizan”, dijo.

Expresó que la impunidad ha sido la causa de que se siga violentando contra la mujer, no hay castigos severos y en el peor de los casos, no hay sentencias.

Mayra López Pineda es abogada y feminista, su trabajo ha sido visibilizar la violencia y también prevenirla desde la adolescencia, expresó que hoy en día es frecuente que la violencia de género ocurra entre las parejas jóvenes como sucedió con Jenny quién tenía 18 años.

La falta de valores y la desigualdad social que muchas veces se relaciona con la pobreza han acontecido en los crímenes de odio. “El contexto que vive la región del Istmo de Tehuantepec y Juchitán han desencadenado una gran inseguridad, existe una alza de delitos pero no hay sanciones, siguen impunes y por lo mismo continúan, además de que no hay políticas públicas especificas para prevenir la violencia y también una deficiencia en la impartición de justicia”.

La abogada resaltó que una gran parte de los funcionarios públicos desconocen de los instrumentos jurídicos vinculados a la atención y prevención de a violencia.

Celia Mendoza Reyes es dirigente de la organización social “Fundación Restauración Nacional” y lamentó contundentemente los últimos feminicidos en esta región del Istmo, exigió acciones y no pasividad de las autoridades.

“Ya no queremos ser estadísticas, suman más de 20 feminicidios sin tomar en cuentan los hechos violentos en los que se involucran las mujeres, paremos esta masacre, no podemos seguir perdiendo a nuestras mujeres porque la violencia no se previene desde la casa, es urgente”, señaló.

La activista y bloguera Frida Guerrera ha documentado desde hace 10 años la violencia que viven las mujeres, comenzó con aquellos casos donde se relacionaba a la defensa social, pero desde el 2016 lleva un registro nacional de los feminicidios y de las muertes violentas contra mujeres.

“Estas muertes violentas de mujeres comprueban que a las autoridades no les interesa prevenir porque la impunidad es la que impera, con toda tranquilidad van y matan a una mujer, no hay justicia que detenga esta situación”.

Frida contempla en sus estadísticas que en lo va de enero a la fecha suman 478 feminicidios a nivel nacional, y en Oaxaca son 12 más 11 asesinatos violentos.

“Los feminicidios no se detienen porque no hay prevención, de nada sirvió crear la Secretaría de la Mujer en Oaxaca si no hay resultados, no hay castigos, todo sigue en la impunidad”.

*Asesinan a dos mujeres cada siete días en Oaxaca

Según datos de la Fiscalía Especializada en Asuntos a Delitos contra la Mujer por razón de género en los primeros 100 días de gobierno de Alejandro Murat, 21 mujeres han sido asesinadas por feminicidios y homicidios, unas 752 mujeres sufrieron violencia familiar y 145 han sido victimas de delitos sexuales.

Rosario Villalobos, titular de esta fiscalía en Oaxaca expresó que la dependencia realizó un comparativo entre los primeros 100 días del gobierno de Alejandro Murat y los tres meses últimos del ex gobernador Gabino Cué Monteagudo, el cual registra 29 feminicidios, lo cual indica una reducción del 27.6 por ciento.

Explicó que la edad de las mujeres oaxaqueñas asesinadas oscila en un rango de 31 años en adelante y la mayoría son empleadas y amas de casa. Son 9 mujeres las que han sido asesinadas en los Valles Centrales, 4 en la cuenca, 3 en el Istmo y la costa y 2 en la Sierra Sur.

En el panorama de los delitos más frecuentes contra la mujer en Oaxaca suman 918 casos, 752 por violencia familiar y 145 delitos sexuales.

De los casos de violencia familiar 418 son mujeres originarias de los valles centrales, 134 de la región de la cuenca, 87 de la costa, 70 de la mixteca y 43 del Istmo de Tehuantepec, la mayoría amas de casa entre 21 y 30 años de edad.

En cuanto a delitos sexuales son 145 mujeres las que han denunciado y son originarias en su mayoría de los Valles Centrales con 56 casos, en segundo lugar de la costa con 29 casos, cuenca con 24, la mixteca con 22 y el Istmo con 14 casos, con edad de 15 a 20 años y de ocupación estudiantes.

 

Diana Manzo/Agencia de Noticias IstmoPress

Compartir publicaciónEmail this to someoneShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Print this page

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *