Jaime Rogers Nieto, el primer empresario istmeño de América Latina en producir su propia energía eléctrica.

 

*Jaime Rogers Nieto hace seis meses adquirió dos aerogeneradores para su negocio

 

#SalinaCruz 16 Feb (#istmopress) – Jaime Rogers Nieto es un comerciante  originario del Puerto de Salina Cruz que desde hace 35 años vende hielos por barra y cubos , a sus 85 años de edad es un emprendedor, hace seis meses decidió apostar por la energía limpia a través de los aerogeneradores eólicos, adquirió dos torres de la categoría de “mini eólicas” y  con ello anualmente se reducirán 42.2 toneladas de emisiones de dióxido de carbono.

Con la adquisición de las dos torres eólicas de la categoría de “mini eólicas” en la cual cada una comprende de 20 kilowatts de potencia, Jaime Rogers se convierte en el primer empresario en América Latina en producir su propia energía para autoconsumo de forma particular y lo mejor reducirá las emisiones de CO2 en el ambiente.

Hace 15 días colocaron las dos mini eólicas  y ya funcionan, en cuanto al ahorro de energía eléctrica será de un 20 por ciento , por ejemplo Don Jaime paga mensualmente 180 mil pesos y con este tipo de energía instalado en su empresa se ahorrará un aproximado de 36 mil pesos.

“Me interesó mucho porque quiero que mi empresa sea amigable con el medio ambiente, no solo se trata de obtener ganancias y más ganancias sino de vivir y estar en movimiento y justo eso me convenció y acepté comprar ambas mini eólicas”, expresó.

El empresario conoció el proyecto de las “mini eólicas” a través de Rubén de los Santos  Rovira quién es distribuidor en México y dueño de la empresa “Eólicos del Istmo” y quien promueve  de esta tipo de energía “limpia” con la finalidad de que sea adquirido por empresas, municipios y también particulares para su autoconsumo.

Las dos torres mini eólicas  de la marca Enair son de tecnología española con duración de vida entre 25 y 30 años, teniendo como valor total de 1.8 millones de pesos cada una, las cuales se colocan en techos de las viviendas, en este caso se ubican en las instalaciones de la planta alta de la fábrica de hielos.

Don Jaime como lo conocen se ha distinguido por ser un empresario con visión del puerto de Salina Cruz, quién además tiene conocimientos en la construcción de barcos marítimos, actividad que desarrollo en su etapa de adolescencia.

“Yo no busco ser rico” exclamó Don Jaime, al contrario  señaló “Acepté este reto porque me gusta aprender y experimentar, es como un juguete nuevo además de que es energía limpia, el ingeniero que me los vendió dice que el mantenimiento es mínimo al año, con tan solo ponerle grasa a las graseras tenemos para que funcione debido a que se manejan como paso variable”.

Además de las dos torres eólicas que se colocaron en una base de cimentación de 7 metros cúbicos, también se hizo el cambio en el medidor eléctrico que ahora se volvió bidireccional, además de inversores, se colocó un gabinete que trae su equipo de computo donde se checa la velocidad del viento.

Cada mini eólica pertenece al modelo E-200 que miden 10 metros de diámetro cada una de ancho y 9.50 de alto sobre el nivel de la azotea de la fabrica de hielos.

 

*Don Jaime, el cliente número 101

eolicos3

 

 

Rubén de los Santos  Rovira, impulsor de este proyecto en México reconoció la inversión que ha hecho Don Jaime para su fábrica de Hielo y dijo que no ha sido sencillo convencerlo, sin embargo ahora que ve la realidad está muy contento.

 

“He visitado más de 100 personas invitándoles a conocer el proyecto, pero Don Jaime ha sido el primero que se ha aventurado, es el 101 y me dijo que si, me siento muy contento de que le haya interesado, se trata de un producto de origen español pero que es benévolo con el medio ambiente, por eso me intereso venderlo a mis paisanos en el Istmo”, dijo.

El promotor de las “mini eólicas” dijo que este tipo de energía puede ser utilizado para empresas como tiendas departamentales, también alcaldías para reducir el pago de energía eléctrica, el cual es considerado el segundo gasto más realizado por las instancias gubernamentales.

Por ejemplo expresó que todo el puerto de Salina Cruz incluyendo sus 5 agencias municipales pueden dejar de pagar energía eléctrica alta si adquieren este tipo de tecnologías y con ello destinar más recursos para obras sociales.

 

eolicos5

 

“Comprar mini eólicas es una inversión pero que te da plazo para toda la vida, la durabilidad es de 25 a 30 años, es muy flexible pero lo mejor es energía limpia, no hace daño a nadie, no se ocupa mucho espacio y se ahorra dinero, ojalá a los empresarios les guste y lo adquieran”, señaló.

Además de recibir felicitaciones por esta innovación en su Fábrica de Hielo, Don Jaime abrió las puertas da estudiantes de nivel profesional para que a modo de  recorrido conozcan esta tecnología  dentro de sus programas de estudios.

eolicos2

Diana Manzo/Agencia de Noticias Istmopress

Fotos: Jacciel Morales

 

Compartir publicaciónEmail this to someoneShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Print this page

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *