El artista istmeño que pinta el ultimo viaje con colores del Istmo de Tehuantepec

#SalinaCruz # 31 Ene (#Istmopress) – Pinceles, colores y texturas han sido sus aliados, pintar, resaltar  y decorar son su pasión, un encuentro casual con el destino modificó su percepción de la vida y la muerte;  sin pensarlo, así de repente y fugaz como es la vida misma pasó de una escena a otra, hoy  Edwin Hernández es el artista istmeño que pinta ataúdes, es quién plasma los colores del Istmo en  el ultimo viaje de los zapotecas.

Edwin Hernández, el artista zapoteco

Hace un par de años me dedico a la pintura como profesión, pertenezco al colectivo Guie xhooba, mis pinturas reflejan tradición y folklor, por ser istmeño lo hago y me gusta, mi prioridad es hacer cosas alternativas como el que ahora emprendo, pintar cajas de muerto con el toque istmeño, fue una idea que le surgió al dueño de la funeraria Santa Cruz, me contactó y hasta el momento llevo tres ataúdes con estas características.

Todo surgió hace un par de semanas cuando Marcos Resendiz me contactó, se acercó mientras realizaba una ilustración frente a la Casa de la Cultura y me dijo que le había gustado mi trabajo y quería que le hiciera un par de cosas con unos baúles que tenía, acepté y los fuimos a ver.

¡Sus baúles, están muy grandes! Le dije a Marcos cuando llegué al lugar y entre risa y risa me confesó “sí, son baúles pero grandes”, nomás me reí y acepte el reto de ilustrar los ataúdes, mi trabajo lo hago con todo respeto, me fascinó la idea y ha funcionado, de los dos que pinté no duraron ni 24 horas exhibidos, fueron los primeros que se vendieron en la funeraria.

El arte del Istmo, nuestras flores y toda nuestra cultura es hermoso por eso lo plasmo en diversas cosas, a mi me gusta por eso siempre lo ando haciendo, por ejemplo cuando voy a otro estado observo lo tradicional del lugar, su arte, su comida, sus bailes; por eso es que las flores del Istmo representan para mi muchas cosas, uno puede iniciar pintando algo pero siempre termina con un toque de esta gran cultura.

Lo primero que hicimos una vez que dije ¡sí! Fue visitar Juchitán consideramos existe el mayor arraigo cultural del Istmo y observamos colores y texturas de los trajes típicos, me hice una idea de cómo quería plasmarlo en las cajas, lo hacemos con todo el respeto, no es una intención mala, es de buena fe.

Para elaborar los baúles requiero de mucho tiempo, uno solo lo realice durante  casi un día entero, es decir más de 20 horas , primero lo ilustré  a borrador y posteriormente le di colores, todo se hace sin presiones y tranquilamente, cuando se expuso en la funeraria fue la sensación, asimismo en las redes sociales, sabemos que algunos no les gustará como siempre, pero a muchos clientes sí,  cuando llegan y se trata de una persona adulta y mujer que falleció, se lo llevan.

Un ataúd puede significar mucho o poco para alguien, inclusive algunos dirán que es una exageración, este proyecto de la funeraria va más allá de una caja de muerto o de una inversión, significa mucho para  la mujer istmeña que ama su cultura y que a pesar de que está muerta sus restos se guarden en una caja decorada con sus tradiciones que siempre valoró en vida.

Funerales Santa Cruz, la primera funeraria en fabricar ataúdes con motivos istmeños

Hace más de medio siglo surgió la funeraria Santa Cruz en el Istmo, es de las más antiguas de esta zona de Oaxaca, Marcos Resendiz aprendió de su padre el oficio a su corta edad. “A los 6 años le pedí a mi padre que me llevará a ver los cadáveres, no quería, se oponía, hasta que insistí y vi, desde entonces estoy aquí con este negocio, en el año de 1994 con la muerte de él, me dedique cien por ciento a los servicios funerarios”.

La idea de pintar cajas de muerto con motivos istmeños surgió de la madre de Marcos, quién en diversas pláticas ha expresado que cuando muera quiere irse vestida de tehuana y con un ataúd con temas istmeños.

“La insistencia de mi madre me contagió, y como aún sigue viva entre  nosotros decidí adelantarme y hacerlo realidad y le gustó,  cuando exhibimos el primero no hubo tiempo de disfrutarlo muchos días, llegan unos hermanos y al verlo me dicen que su madre se sentirá orgullosa de irse en una caja con esta decoración  y se lo llevaron”, expresó.

Antes de la llegada de Edwin y para agilizar la idea, el dueño de la funeraria realizó impresiones digitales con motivos istmeños, sin embargo no le gustó mucho la idea, hoy son pintados a mano y con mucha calidad.

“No se trata de exagerar pero ha sido impresionante  la aceptación, estamos muy sorprendidos y por obvias razones, el trabajo de Edwin es de calidad y ahora le espera mucho trabajo, la gente lo ha aceptado, me han felicitado y eso es garantía de venta”, expresó.

Marcos Resendiz reconoció que en todo es bueno innovar, él ahora lo hace en sus ataúdes y ha dado resultado,  y con esta dinámica buscará escalar a diseños para hombres y también para menores de edad.

edwin3

edwin2

edwin6

edwin7

edwin5

Diana Manzo / Agencia de Noticias Istmopress

Video y Fotografía: Jacciel Morales

Compartir publicaciónEmail this to someoneShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Print this page

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *