Reminiscencias del alcaraván podrá apreciarse en Galería Gubidxa.

#Juchitán 28 Jul (#Istmopress) – Esta muestra que instala Dell Alvarado es una grandeza de su magnífica sutileza. ¿Para qué quisiera una artista recurrir en lo ya andado? Sería la pregunta obligada ante esta muestra, intentaré aproximar una de las tantas respuestas de aparente trato a los simbolismos que conforman la cotidianidad de los zapotecas.   

El alcaraván da título a la instalación artística, como mero referente de la nostalgia, de no acostumbrarse en otro sitio que no sea su terruño, su hábitat, esa carga que se le ha conferido. Atrae la pasión con que Dell, vuelve los ojos a un pasado no muy distante, quizás a la mitad del siglo pasado, cuando ya los aires de la modernidad tocaron de golpe en estas tierras, el flujo de la relación del istmo con el mundo se fue adaptando, al grado de ceder poco a poco a los embates de pérdidas de lo considerado valioso.

Cuando Dell, se percata de estas pérdidas irreversibles, esta reminiscencia entra en acción, y plantea un reacomodo, voluntario, mirar de frente la realidad sin necesidad de portar atuendos étnicos, (que por cierto han entrado en disputa con las marcas conocidas por el mercado de consumo) no hay necesidad de portar joyas. Como artificios de identidad.

Esta propuesta que nos ofrece Dell Alvarado trae fuerza desde el origen, el sentido que podemos darle al instrumento imprescindible que es la lengua, y su consecuente valor y poder contestatario, reinventarnos a partir de la esencia de las palabras, revivir las relaciones que antaño significaban solidaridad, en buen sentido de la cultura y su manejo suspicaz entre la sabiduría de nuestras madres.

A dos años de estar ausente de la población y entregarse a concebirse como una artista, ha podido experimentar estas querencias, estos apegos que mucho bien le han hecho, para poder expresarse en sus obras, vemos extractos de la grandeza de los zapotecas, de lo que creíamos superfluo, de lo que en ocasiones se creía, no podría hacernos falta, estas añoranzas convierten las obras creadas en nuevos referentes para pensarnos, desde lo que alguna vez fuimos, esta ausencia es justo la presencia que nos demanda este momento.

Con elementos naturales y desde el ladxidua’ de Dell, nos persuade gentil, y paciente cosa que podemos, en lo mejor -de cualquier otra cosa- detenernos a mirar de ésta y otras maneras ese ser que nos queda ser como gente de tierra zapoteca.

Por muy corta temporada, disfrute de estas piezas en la Galería Gubidxa, todo agosto del año 2019. Los esperamos. 

 

Víctor Fuentes / Agencia de Noticias IstmoPress

Compartir publicaciónEmail this to someoneShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Print this page

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *