Océano en calma / Daniel Aguilar

Rodeado de océanos frescos e iluminados

Es como suelo traspasar cualquier frontera

Para inspirarme ante las olas más pesadas

Y así regalarte sorpresas fijas y sin arrebatos.

Coloco mis sueños en el reflejo de tus ojos

Sé que podré obtener un sendero para residir

Y así escribir nuestras vidas con selectas tintas.

Cuando alguien quiera vernos en la inmensidad

No tendrá que esperar los caprichos del clima

Ni hablar o fantasear de algo que no podría

Sólo seguirá la línea de cualquier masa de agua.

Marineros, pescadores, curiosos y escritores

Querrán anclarse en medio de nuestra historia

A veces probarán mieles saladas, dulces, blandas,

Pero en otras, sólo podrán ver una encrucijada

Una gran muralla de hielo flotante e impávido.

En medio de una noche se me fue la vida…

Pero aprendí a ser benévolo con las tormentas

me convertí en experto sin tener tripulación

y ahora juntos dominamos nuestras mareas.

Reímos, contemplamos lo que nos pertenece

Desconocemos nuestra extensión terrenal

Pero formamos un solo ser con la naturaleza

Cuando compartimos juntos cada litoral.

Compartir publicaciónEmail this to someoneShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Print this page

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *