Mundo Literario Por: Daniel López Aguilar

 
Mundo Literario Por: Daniel López Aguilar
Pluma y papel, tinta y textura. Dos de las más grandes pasiones literarias declaran su amor ante la humanidad. No deseamos anular su idilio, no traicionamos sus principios confabulados con una marcha ordinaria. Haremos uso de las letras, metáforas y proezas para participar en esa gala, con miles de sonrisas que simulan una media u. Sin embargo, no todos los invitados son dignos de una relación lingüística, aunque los comensales se dividen en tres categorías: de alcurnia, de interés genuino y los que son basura social. Los primeros destacan por su método implacable para asociar e interpretar conceptos, valores y más moralidad. Los segundos sobresalen por un lazo sanguíneo que condensa amistad, cariño, devoción, humor y picardía. La tercera clase duerme en su soledad aparentada; se alimenta de murmullos, traiciones, aversiones y letargos tóxicos más letales que los de las serpientes. Pero entre ellas prevalece el clímax en la invención de los relatos pues logran contagiar a sus semejantes con una dosis mínima, sin saber que el tiempo literario también es justiciero, aun cuando las almas desleales acusan a los supuestos opresores. En fin, quizá también nos juzgue el mundo narrativo y nos separe entre un cielo letrado o un purgatorio cuya letanía sólo tiene tres puntos suspensivos…
Compartir publicaciónEmail this to someoneShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Print this page

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *