Desafío / Daniel López Aguilar

Tanto tiempo ha pasado que me desvanezco en espejismos; mi realidad está hecha de murallas inaccesibles e indescifrables. Un amor cautivo brota desde mi torrente sanguíneo y está dispuesto a expulsar cualquier cliché. ¿Qué pasaría si? ¿Cuántos años se irían si no? Dos labios pueden encontrarse a mitad de la luna o en el sol relleno de joyería. Hay calidez por cualquier parte, pero es indispensable sembrar una palabra: desafío. Sin embargo, no iniciaré una revolución, porque no soy partidario, pero mi fe mueve montañas. Seguiré aquí aguardando el momento crucial de tu decisión, visualizando un momento eterno de alegría mutua. Entono el mismo himno desde entonces que cobra más fuerza con el tiempo y el aire…

Compartir publicaciónEmail this to someoneShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Print this page

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *